Dos personas pasan delante de la entrada de El Corte Inglés de Linares, en Jaén, el pasado 5 de marzo.PACO PUENTES

El Corte Inglés avanza con un amplio acuerdo en el primer ERE de su historia. La empresa, que pretende reducir su plantilla en 3.292 trabajadores, ha cubierto con creces sus expectativas: más de 4.000 empleados se han apuntado de forma voluntaria al plan (4.312 según los sindicatos). De esta forma, la propuesta de salida (indemnización de 33 días por año trabajado y un máximo de 24 mensualidades, además de una prima) ha convencido a buena parte de la plantilla. Ahora la compañía dispone de un mes para analizar cada caso, hasta el 23 de mayo.

Más información

“El número de empleados que se han sumado a la iniciativa de bajas voluntarias ha superado en más del 20% la cifra inicial de 3.292 personas acordada por la empresa y los sindicatos (CC OO, Fasga, Fetico y UGT). A partir de ahora se inicia un proceso de análisis de solicitudes, tramitación de las bajas voluntarias y ajuste de la plantilla”, sostiene la empresa en un comunicado difundido este lunes.

Así, tras el análisis de las solicitudes, la cifra de salidas podría variar respecto de las 3.292 acordadas inicialmente. Dependerá de cómo quede la estructura de la plantilla, ya que la prioridad es garantizar el servicio en todos los departamentos. Por tanto, podría ocurrir que, ante los más de 4.000 interesados, tras la negociación acaben saliendo de la empresa incluso más de los 3.292 previstos tras la negociación o algo menos. El número final que no está cerrado todavía.

Fuentes de la empresa destacan la generosidad de la propuesta económica, lo que ha facilitado el proceso de salidas voluntarias. Otro punto a favor, inciden, es la posibilidad de recolocación en otras firmas: “El Corte Inglés buscará las mejores condiciones posibles para los empleados que hayan decidido desvincularse de la compañía y por ello ha contratado a dos empresas de prestigio (LHH y ManpowerGroup) para que ayuden a los trabajadores salientes a encontrar un nuevo empleo en función de su perfil e intereses profesionales”.

Una prima de hasta el 20%

Por la parte de la propuesta económica, El Corte Inglés ofreció 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades —la indemnización que contempla la ley para el caso de despido improcedente—, justo lo que reclamaban los sindicatos. Además, abonará una prima de un 5% del salario anual para los trabajadores con una antigüedad en la empresa de entre 5 y 10 años; del 10% del sueldo para los que lleven entre 11 y 15 años, y del 20% del salario para los que tengan más de 15 años de antigüedad en la cadena de centros comerciales.

Ahora la pelota ha quedado en el tejado del grupo de distribución, que dispone de un mes para analizar las solicitudes. Las salidas no se producirán todas al mismo tiempo ni serán de forma inmediata. El Corte Inglés avisará al personal que ha accedido a dejar la empresa con 15 días de antelación, y el proceso se prolongará hasta el 28 de febrero de 2022, según recuerdan los sindicatos en un comunicado emitido la tarde de este lunes.

Portavoces de la firma prefieren no hacer valoraciones sobre el proceso, todavía en curso, pero esta amplia adhesión evita un ERE traumático con despidos forzosos. De las cifras de voluntarios para acogerse al plan están excluidos los empleados con más de 50 años de edad, así como los trabajadores eventuales o que solo trabajen días sueltos, ya que tienen más difícil reinserción en el mercado laboral, sostiene la empresa.

“El Corte Inglés concluye el plan de reordenación de la plantilla cumpliendo los objetivos de bajas voluntarias y en un marco de paz social. El proceso ha concluido en apenas dos meses desde que se comunicó a los sindicatos dicho plan y se iniciaron las negociaciones pertinentes. Todo el proceso se ha desarrollado en un clima de consenso”, añade la compañía en la nota.

Esta es la respuesta del gigante español de la distribución tras el embate del coronavirus, que dejó con el cerrojo echado durante meses los centros de la empresa en España durante lo más duro de la pandemia. A esto hay que añadir el golpe de la competencia de firmas como Amazon, Inditex o Mercadona y el complejo proceso de transformación digital que afronta El Corte Inglés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page