Más

Abelardo deja el Alavés | Deportes

Abelardo, este pasado domingo durante el partido entre el Alavés y el Celta en Mendizarroza.L. Rico

El banquillo del Alavés es la silla eléctrica. El equipo vitoriano buscará un milagro desde el fondo de la clasificación después de que Abelardo Fernández (50 años) anunciara su marcha del club: “Cuando uno no es la solución, forma parte del problema”, asegura en su carta de despedida. En un principio, la nota oficial del club, redactada de forma ambigua, daba a entender que Abelardo había sido despedido, pero fue el técnico el que decidió dimitir. “Creo que lo mejor es dar paso a otro entrenador en el banquillo del Alavés”. Pablo Machín resistió 18 jornadas; Abelardo Fernández (Gijón, 50 años) sólo 11, y ninguno de los dos fue capaz de enderezar a un equipo que comenzó la temporada torcido, con una plantilla adelgazada. El club anunció la despedida de Abelardo después de la derrota en Mendizorroza frente al Celta (1-3). Durante el partido, los gestos de impotencia del entrenador ante los errores reiterados de sus jugadores, fueron evidentes. “Podríamos buscar culpables de todo lo que está pasando”, comenta Abelardo en su nota de despedida, “pero ahora mismo, eso sólo llevaría a embarrar el camino del equipo, y no quiero que eso suceda, ni es mi estilo. Prefiero buscar soluciones y esta es la única que está en mi mano”.

Josean Querejeta, el hombre fuerte del club, tendrá que contratar a un mago que saque el conejo de la chistera, y de hecho, el consejo de administración se reunirá hoy mismo con el madrileño Javier Calleja, ex entrenador del Villarreal, con un estilo totalmente diferente al de Abelardo.

El Alavés es último, con 23 puntos, los mismos que el Eibar, a sólo tres de la salvación, pero con una trayectoria muy preocupante, con sólo un empate y cuatro derrotas en las últimas cinco jornadas, y un ambiente bastante enrarecido, sobre todo tras la decisión de Abelardo de apartar del equipo a Lucas Pérez, uno de los mejores de la temporada anterior, al que acusó de falta de implicación. Quedará por ver si el nuevo técnico acerca al redil al futbolista gallego.

El Alavés cayó este domingo frente al Celta, después de encajar tres goles en apenas media hora de la primera parte. El equipo vitoriano dio una sensación muy pobre y Abelardo, hundido en el banquillo, parecía impotente a la hora de solucionar el problema.

El técnico asturiano había conseguido tres temporadas atrás enderezar el rumbo del Alavés, que había destituido a dos técnicos –Zubeldia y Cabello– en 13 jornadas. Abelardo mejoró las prestaciones del equipo y en la siguiente temporada cumplió con creces los objetivos. Aun así, las discrepancias con Josean Querejeta le distanciaron del club.

La temporada pasada el Espanyol le contrató como salvavidas, precisamente para sustituir a Machín, como este año en el Alavés, pero también abandonó el banquillo antes de tiempo. Se va con sólo una victoria y dos empates en once partidos: cinco puntos, y sólo uno de los últimos 21 que le alejan de la salvación. Además, el Alavés ha encajado 21 goles en ese periodo. Abelardo aseguró al llegar que no era ningún salvador, y tras la derrota ante el Celta puso su cargo a disposición del club: “Mis números están ahí, son una realidad”. Después, él mismo se ha apartado a un lado.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Gorjeo, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

You cannot copy content of this page