Manifestación de los afectados por el Plan Permuta de viviendas de Alcorcón en mayo de 2019.kike para

El Ayuntamiento de Alcorcón ha dado el visto a la compra de las 41 últimas viviendas pertenecientes al llamado Plan Permuta, que consistía en pisos sociales adjudicados a personas mayores que tenían casas con problemas de accesibilidad en el centro del municipio. Estos inmuebles, que formarán parte desde ahora del patrimonio del Consistorio antes del 30 de junio, supondrán una inversión de 4,9 millones de euros.

Los problemas para el centenar de mayores que optaron por el llamado Plan Permuta comenzaron en marzo de 2019, cuando el titular del Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid, Francisco Javier Vaquer Martín, dictó un auto en el que obligaba a estos moradores a comprar sus viviendas o a abandonarlas. Entendía el magistrado que ese capital debía repartirse entre los acreedores de la Empresa de la Vivienda de Alcorcón (Emgiasa), que estaba en suspensión de pagos desde 2012, con la llegada del PP al Ayuntamiento de Alcorcón.

El compromiso de la entonces candidata del PSOE y actual alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, fue que el Ayuntamiento se hiciera cargo de las 59 viviendas, justo en contra del criterio de su antecesor y actual consejero de Vivienda, David Pérez (PP). Una de sus primeras medidas fue proponer a los administradores concursales la adquisición por el Consistorio, a lo que accedieron. Igual hizo el magistrado Vaquer Martín.

Los mayores podrán quedarse de forma vitalicia. Eso sí, no podrán traspasar sus derechos a otros familiares, aunque convivan de manera habitual en ese domicilio. En su mayoría son plantas bajas y todas están situadas en el barrio del Ensanche Sur, una zona con más de 7.000 viviendas, en su mayoría de promoción pública a través de Emgiasa.

El Plan Permuta englobaba un total de 114 viviendas. Un total de 17 de ellas han sido adquiridas directamente por los propietarios a Emgiasa, tal y como posibilitaba el plan de liquidación inicial y, con respecto al resto de usuarios, han desistido o lamentablemente han fallecido por lo que ya no figuran dentro de este programa, según fuentes municipales. El Ayuntamiento ya compró el año pasado las primeras 18 viviendas (2,1 millones de euros). Ahora ha tenido que esperar a que estuviera vigente el presupuesto de este año para hacer el desembolso de los 4,9 millones para terminar la operación. “Tengo una gran satisfacción por haber resuelto un problema gravísimo que tenía Alcorcón. Hemos demostrado que había soluciones y que no se podía echar a la gente a la calle como proponía el anterior gobierno municipal”, señaló De Andrés.

Los pisos que dejaron estos mayores en el centro de la localidad estaban destinados a reformarlos y destinarlos a alquileres bajos para jóvenes, según recogía el Plan Permuta. Sin embargo, esto nunca se llegó a realizar. Las casas fueron abandonadas durante años y algunas de ellas terminaron destrozadas, tras haber sido okupadas. El plan que tiene previsto ahora el actual equipo de gobierno municipal es reformar todos esos pisos y sacarlos al mercado de arrendamiento con precios asequibles, en especial para las personas con menos recursos. Para ello, será preciso primero acometer las mejoras necesarias, ya que en algunos casos extremos tuvieron que ser hasta tapiadas las entradas para evitar nuevas usurpaciones. La alcaldesa espera publicar el concurso público en los próximos meses.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page