Más

Aragonès se compromete en la investidura a culminar la independencia con un referéndum acordado | Cataluña

Casi cien días después de las elecciones catalanas del pasado 14 de febrero, el Parlament se dispone a elegir a Pere Aragonès, de Esquerra Republicana, como presidente de la Generalitat. Este jueves ha comenzado la primera sesión de un debate de investidura con la intervención del candidato. La votación será este viernes. Aragonès ha asegurado en su discurso que quiere ser presidente “para culminar la independencia de Cataluña” y se ha comprometido para trabajar por hacer “inevitable” el ejercicio del “derecho a decidir” y la “amnistía” de los condenados por el proceso independentista. También ha recordado algunas de las medidas sociales ambiciosas que quiere poner en marcha, como la universalización de la educación de las guarderías y un plan de choque de 700 millones de euros contra el desempleo juvenil.

La legislatura echará a andar gracias a los votos de Junts y de la CUP. Consciente de la necesidad de esos apoyos, Aragonès se ha limitado a esbozar los principios fundamentales de su plan independentista pero sin entrar en detalles que pusieran de relieve las diferentes sensibilidades. “Quiero ser como Escocia y me gustaría que el Estado español supiera ser como el Reino Unido en 2014″, ha asegurado el candidato a presidir la Generalitat. “Sé que Escocia lo logrará y volverá a votar [en un referéndum de independendencia]. Y sé que el Reino Unido volverá a hacer todo lo posible para seducir a los escoceses y evitar democráticamente la independencia”, ha continuado con el símil.

Aragonès, sin embargo, ha defendido la mesa de diálogo con el Gobierno, donde pretende plantear tanto el referéndum como la amnistía. De cara a llegar a ese foro con una posición reforzada, el republicano se ha prometido a poner en marcha el Acuerdo Nacional por la Autodeterminación y la Amnistía, que aglutinará partidos y entidades y a donde también quiere que estén los comunes. “Y así la Generalitat, como un solo pueblo, irá a la mesa de negociación para resolver el conflicto político con España de una vez por todas”, ha asegurado. Aragonès ha insistido en pedir apoyos más allá del independentismo, aunque lo ha limitado a quienes defienden la necesidad de un referéndum y piden la amnistía de los presos, algo que limita el radio de búsqueda a los diputados de En Comú Podem.

Más información

Con Aragonès habrá un presidente de la Generalitat de ERC por primera vez desde la recuperación de la democracia. A pesar de todo, se mantienen las dudas sobre la cohesión de un Govern en el que convivirán dos partidos que han demostrado mantener unas pésimas relaciones en los últimos meses. También hay incógnitas sobre la composición del mismo, especialmente por la falta de un liderazgo claro en las filas de Junts tras la renuncia de Elsa Artadi a entrar en el Govern.

Aragonès abre el pleno después de que este miércoles fuera propuesto candidato formalmente por la presidenta del Parlament, Laura Borràs. Lo ha hecho detallando su programa, que ha tenido que acordar por separado con la CUP en primer lugar y con Junts posteriormente. Aunque los primeros no estarán en el Govern, su apoyo se prevé clave no solo para la investidura, sino también para los principales retos del nuevo Ejecutivo, algo que inquieta no solo a la oposición sino también a amplios sectores sociales y económicos en Cataluña.

El Gobierno que Aragonès tendrá que acabar de conformar tras la investidura tendrá 14 consejerías, siete para ERC y otras siete para Junts. Los republicanos asumen competencias inéditas para su partido, como es el departamento de Interior, del que dependen los Mossos d’Esquadra. Junts ha ganado peso en el área social, asumiendo la cartera de Sanidad, y tendrá el departamento de Economía.

En el terreno político, Junts tiene que acabar de decidir quién asumirá la vicepresidencia del Govern, después de que Elsa Artadi haya decidido renunciar a formar parte del Ejecutivo. Algunas voces internas lo atribuyen al desacuerdo de fondo que existe en algunos sectores de Junts sobre la viabilidad del Govern. En este sentido, destaca el silencio que ha mantenido hasta ahora el presidente de Junts, Carles Puigdemont, huido de la justicia española en Bélgica desde 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page