Más

Australia evacúa a 18.000 personas por las peores inundaciones en cinco décadas | Internacional

Las inundaciones que afectan al este de Australia desde la semana pasada ya han obligado a evacuar a 18.000 personas. Un total de 35 localidades permanecían aisladas este lunes. Se trata de “las peores inundaciones en 50 años”, ha dicho el primer ministro australiano, Scott Morrison. La situación amenaza con agravarse si se confirma la previsión de más lluvias torrenciales para esta próxima noche del lunes.

Del total de evacuados, 15.000 pertenecen a la costa norte-central del Estado de Nueva Gales del Sur, mientras que otras 3.000 son residentes de barrios en el oeste de Sídney, según explicó la jefa del Gobierno del Estado de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian.

Las inundaciones también comenzaron a golpear con fuerza la zona meridional del Estado vecino de Queensland.

En Sídney, la represa Warragamba, la más importante de la ciudad, alcanzó su capacidad máxima la semana pasada y se encuentra en su nivel más alto desde 2016. Se tuvieron que liberar 500 gigalitros de agua, una cantidad equivalente a la capacidad hídrica de la bahía de la ciudad más poblada de Australia.

Aunque en algunas partes del oeste de Sídney se han rebajado las alertas, las autoridades siguen atentas a lo que pueda ocurrir en localidades como Windsor, ante un posible empeoramiento de la situación en los próximos días.

Muchas de las áreas inundadas, en plena pandemia de la covid-19, han sufrido también el llamado incendio del verano negro, entre 2019 y 2020, y una larga sequía. Ambos fenómenos están considerados las peores catástrofes naturales del país.

“No sé de ningún momento en la historia de nuestro Estado en el que hayamos tenido este tipo de condiciones meteorológicas extremas en una sucesión tan rápida de tiempo y en medio de una pandemia”, comentó Berejiklian. Este fin de semana 38 localidades han sido declaradas zonas de desastre natural por las autoridades.

Más lluvias

Hasta el momento no se han registrado muertes ni heridos graves, pero la jefa del Gobierno de Nueva Gales del Sur, el Estado más poblado de Australia, ha avisado: “Nos estamos preparando para una semana muy difícil”.

La experta de la Oficina de Meteorología Helen Kirkup dijo que se prevé la colisión de un sistema meteorológico que ha provocado las lluvias en estos días con otro que se desplaza desde el interior de Australia, lo que provocará más lluvias en el Estado de Nueva Gales del Sur.

Las inundaciones también han perturbado el transporte urbano, obligado a cerrar unas 200 escuelas y aislado algunas localidades en la costa norte-central de Nueva Gales del Sur, por lo que el Ejecutivo australiano no descarta el despliegue de las Fuerzas Armadas si los Gobiernos regionales así lo requieren.

“Tenemos helicópteros listos y otras cosas para apoyar en la búsqueda y rescate”, dijo Morrison a la emisora 2GB. También ha recordado que su Gobierno dará ayudas financieras a los damnificados por esta catástrofe.

Por el momento no se conoce la magnitud de los daños de las inundaciones en Nueva Gales del Sur, pero el director ejecutivo del Consejo de Aseguradoras de Australia, Andrew Hall, indicó que sus empresas afiliadas han recibido 5.000 reclamaciones, según la cadena local ABC.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page