Más

Bruselas desea que Europa duplique su cuota de energías renovables en solo diez años

La mayor transformación económica y popular de la UE en las últimas décadas empezó el miércoles: Bruselas aprobará mucho más de una docena de proyectos de ley que se supone que cambiarán radicalmente la forma en que vivimos, estamos trabajando, nos transportamos, consumimos y generamos. Se ha logrado un gran salto social y tecnológico, entre otras cosas, duplicando la cuota de energías renovables en la UE, eliminando gradualmente los vehículos más contaminantes y penalizando las emisiones de carbono de las construcciones que no limitan su uso. hospedaje tradicional) ??? ) y la subida del precio de las importaciones de países que jamás han cooperado en la lucha contra el cambio climático, así como otras medidas previstas.

La UE ha prometido que sus gases de efecto invernadero se reducirán en un 55% para 2030 con respecto a los escenarios de 1990. Para mediados de este siglo, se estima que la economía europea tenga emisiones netas cero, n ‘si solo hubiese gases emitidos que logren ser atraídos, como los bosques? ? ? ? ? . La urgencia de accionar ante la crisis climática llevó a Europa a fijarse estos objetivos en contestación al calentamiento actual, que requiere una revisión en hondura de los objetivos y directrices energéticos concretos. La revisión es una que la comisión presentará el miércoles, y el año que viene Bruselas tendrá que ultimar este grupo de reglas con el Parlamento Europeo y los 27 gobiernos.

Mucho más información

La experiencia del Covid-19 sorprendió a la mayor parte de la Unión Europea, pero no logró prepararse para una pandemia de semejante magnitud que hizo que las autoridades de la comunidad tomaran conciencia de la relevancia de adivinar los efectos negativos de la crisis climática. Mucha gente piensa que este es un gran desafío. El siglo ha comenzado y sus síntomas mucho más graves se han manifestado en fenómenos meteorológicos extremos, como el incremento de la continuidad e intensidad de las olas de calor en la Tierra.

Según un nuevo ensayo del Centro de Investigación de la Comisión Europea, alrededor de 2.700 personas fallecieron cada año en Europa por períodos de frío, en especial olas de calor, entre 1980 y 2016. Exactamente el mismo informe señala que un incremento de 1,5 grados de la temperatura global traerá el número de muertos. a 30.000 por año. Y países del sur del continente africano como España serán los peores.

Refuerzo de la novedosa estrategia europea de lucha contra el cambio climático, bautizada en la expresión inglesa Capaz para 55 (En forma de 55, apoyado en el porcentaje de reducción de emisiones que se alcanzará para 2030) combina el endurecimiento de los requisitos internos de energía, consumo y producción, tal como medidas para obligar a terceros países a elevar sus propios estándares. Si desean traspasar más en el mercado europeo, el mercado europeo es el mercado más grande de todo el mundo con 405 millones de consumidores con prominente poder de compra.

Renovable y mucho más rápido

Uno de los pilares de la estrategia que propondrá Bruselas esta semana va a ser el fomento de las energías renovables, que en la actualidad es la opción mucho más competitiva para descarbonizar el campo eléctrico y distanciarse de los comburentes fósiles. Hasta ahora, Europa se ha fijado la meta del 32% del consumo total de energía final a partir de fuentes de energía renovables para 2030. Pero como la UE asegura a las Naciones Unidas mayores ambiciones, ser climáticamente neutrales para 2050, se precisan más. Por ello, según las fuentes consultadas, Bruselas planteará alcanzar por lo menos el 40% de las energías renovables a finales de la década.

2019 es el último año en que se cierran los datos y la cuota de energía limpia de la UE es del 19,7%, lo que quiere decir que la nueva propuesta de Bruselas triplica la implementación de hoy de las energías renovables en diez años. Esto requiere tasas de crecimiento sin precedentes: entre 2010 y 2020, la proporción de energías renovables aumentó de solo el 14% a cerca del 20% en la actualidad. No obstante, fuentes comunitarias dijeron que la reducción de gastos y la innovación tecnológica respaldarán este rápido desarrollo.

Hay una clara exportación de energías renovables en el campo eléctrico. Pero hay otros ámbitos, como la aviación o ciertas industrias muy espesas, que necesitan otras formas de descarbonizar. Aquí es donde entra el hidrógeno renovable o verde. Para estas 2 industrias, Bruselas debería entablar objetivos de penetración para la producción de hidrógeno desde fuentes de energía renovables.

Parque eólico en la Selva Negra, Alemania.Joachim Hermann / Reuters

Dile adiós a los coches de repostaje

Otro actor esencial en el proceso de transformación que el comité quiere respaldar es el automóvil. Los investigadores advierten desde hace unos años que el predominio de los motores de combustión interna (gasolina y diésel) beneficiará a los automóviles eléctricos. Bruselas en este momento puede fijar una fecha para el final de las ventas del nuevo automóvil de combustión. Ciertas compañías de europa han comunicado que van a dejar de generar este género de coches en los próximos años. El último en llevarlo a cabo es Volkswagen, que dejará de vender motores de gasolina y diésel a mucho más tardar en 2035. Algunas fuentes señalan a que esta podría ser la fecha que el comité asimismo adoptó en su iniciativa.

Por poner un ejemplo, la ley española sobre cambio climático recientemente aprobada definió el 2040 como el último año en el que se tienen la posibilidad de registrar turismos nuevos que emitan dióxido de carbono. ????? O sea el de gasolina, diésel, híbrido o gasolina. Otros países de europa llevan un buen tiempo poniendo el derecho de veto encima de la mesa. Su iniciativa deja a Bruselas estandarizar el calendario y proteger el mercado común.

Edifica de forma mucho más eficiente

El transporte, la construcción, la agricultura o la administración de restos son responsables del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE, pero aún no están estrictamente controladas por la industria pesada o el ámbito Energía. El nuevo plan termina en buena medida con esta tolerancia y va a aumentar la demanda lo suficiente como para crear un mercado para las emisiones de dióxido de carbono del tráfico y la construcción de carreteras. Similar a los que se usan en las grandes industrias. El propósito es obligar a los países de la UE a acrecentar su eficacia y permitir que las empresas de estos campos paguen multas por cada tonelada de emisiones por encima del nivel establecido.

La iniciativa no está exenta de riesgos políticos, puesto que el valor final se transfiere primero a los dueños y dueños de vehículos. La eurodiputada verde Saskia Bricmont advirtió: «??? Bricmont aboga por requisitos más altos para los campos de transporte y construcción, pero no los incluye en el mercado de emisiones.

Fondos sociales

El comité semeja consciente de los peligros sociales y velará por que la novedosa estrategia no desencadene manifestaciones en el conjunto de naciones, como las de Francia con los llamados chalecos amarillos contra los impuestos al transporte privado. Bruselas ha propuesto la creación de un fondo popular multimillonario para atenuar el impacto en países o zonas donde la transformación ecológica es más bien difícil y para respaldar a las familias más atacables o desfavorecidas. Es previsible que el tamaño del fondo y su asignación se convierta en uno de los principales elementos de negociación de todo el plan y sea una herramienta para seducir a los países menos prestos a fijarse misiones ambiciosas en la lucha contra el cambio climático. Europa central y oriental.

«Estamos ante una transformación económica que va a tener un enorme impacto popular», dijo Laurence Tubiana, directora ejecutiva de la European Climate Foundation (EFC), en una reunión con ciertos medios de europa la semana anterior. El titular de ECF, una organización encargada de la pelea contra el cambio climático, cree que es necesario un nuevo contrato social y que cada país va a ser diferente para conseguir la justicia social – el corazón de todo el software [Fit for 55]¿Una suerte de? ? ? ? .

Una central eléctrica de carbón en Niederaussem, Alemania.Wolfgang Ratai / Reuters

Programas mucho más caros

Sobre Mercado de Emisiones (ETS) introducido en 2005, alrededor de 10.000 factorías del sector energético y manufacturero europeo, tal como líneas aéreas, están en funcionamiento. ¿El sistema define un límite superior de emisión para cada unidad de producción y necesita la adquisición de valores por cada tonelada de CO? ? ? ? En los primeros años había demasiados títulos para superar la demanda y la distribución inicial era gratuita, por lo que la sanción era inofensiva. Sin embargo, debido a la revisión incesante del mecanismo y la eliminación progresiva de la propiedad, el valor subió a 50 euros por tonelada, lo que influyó en la toma de resoluciones de muchas empresas que se vieron obligadas a seleccionar más tecnologías de producción. Para evitar el aumento de costes de sus modelos o servicios.

Bruselas espera realizar otro ajuste al sistema el miércoles, con la eliminación gradual de los títulos y la distribución gratis. Además de esto, asimismo incluye el sector marítimo previamente excluido, lo que asimismo ayudará a aumentar la demanda. Ciertas estimaciones ponen un precio de 70 euros por tonelada, lo que es una señal muy clara para el mercado de que el COâ perjudica dificultosamente a la rentabilidad. Los impuestos sobre las importaciones con estándares de limpieza bajo los estándares europeos compensarán el incremento de las multas por la producción sucia en Europa.

Tarifas climáticas

Precio de CO? ? ? ? Se encuentra dentro de las medidas más eficientes para batallar el cambio climático, así sea a través de sistemas de comercio de emisiones como el europeo o mediante cargas directas, ya que desanima la utilización de comburentes fósiles que emiten gases de efecto invernadero. Con su programa regulador, la Comisión cambiará el mercado de la UE para los derechos de emisión, pero también desea protegerse contra las importaciones de otros países que no gravan el dióxido de carbono.

Bruselas debería incluir un impuesto fronterizo sobre las importaciones en su iniciativa. Este movimiento ha generado intranquilidades en Estados Unidos y otros países. Pero asimismo es la contestación de Europa para evitar la introducción del artículo 6 del Acuerdo de París, que tiene como propósito sentar las bases de un sistema de mercado internacional de emisiones. El avance de este artículo fué negado varias ocasiones durante las cimas climáticas. Muchas industrias de europa se quejan de que están compitiendo en peores condiciones a través del sistema europeo de derechos de emisión.

Puedes prestar atención al clima y al medio ambiente en los próximos lugares FacebookGorjeo, O suscríbete aquí para recibir Nuestro folleto semanal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page