Más

Campaña 4M: La ministra Reyes Maroto recibe una carta con una navaja aparentemente ensangrentada | Elecciones en Madrid 4M

El Ministerio de Industria ha recibido una carta dirigida a su titular, Reyes Maroto, con una navaja aparentemente ensangrentada, según ha confirmado este lunes el Ministerio del Interior. El departamento añade que se “ha abierto una investigación al respecto”. La titular de Industria, Comercio y Turismo fue propuesta por el candidato socialista, Ángel Gabilondo, para la vicepresidencia de la Comunidad de Madrid en caso de ganar los comicios del próximo 4 de mayo. Se trataría de la cuarta amenaza de muerte contra dirigentes políticos desde la semana pasada, después de las cartas enviadas al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y el exvicepresidente segundo del Gobierno y candidato de Unidas Podemos (UP) a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias. Fuentes de Interior y Unidas Podemos habían confirmado una hora antes que el Gobierno ha decidido reforzar la seguridad de los tres tras los mensajes acompañados de munición recibidos en los últimos días.

Más información

“Las amenazas y la violencia nunca acallarán la voz de la democracia. La libertad prevalecerá. Muchas gracias por todas las muestras de apoyo en un día que refuerza mi voluntad de trabajar por un futuro mejor”, ha manifestado la ministra a través de un mensaje en Twitter.

“Desde aquí; no vais a pasar, al fascismo, no vais a pasar, se acabó”, ha señalado la vicesecretaria general del PSOE y portavoz de la formación en el Congreso, Adriana Lastra, inmediatamente después de enterarse de la noticia. “Reyes no está sola. Estamos con ella. Nosotros también nos sentimos amenazados en nuestro corazón, en nuestras convicciones, en nuestros valores, en nuestras vidas”, ha dicho Gabilondo, quien se encontraba acompañado por Lastra durante un acto en la sede de la formación. “Quieren intimidarnos”, ha añadido el candidato. Iglesias ha expresado también en redes sociales su apoyo a la titular de Industria: “Toda nuestra solidaridad con Reyes Maroto. Ya está bien de amenazas fascistas”. Del mismo modo, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha manifestado su “condena más firme”, por lo sucedido. “Espero que se dé con el autor de esta barbaridad y responda ante la Justicia. Esto no puede seguir así, hacemos un llamamiento a la sensatez para frenar ya esta deriva”, ha añadido en su mensaje en Twitter. La candidata de Más Madrid, Mónica García, por su parte, se ha solidarizado con la ministra. “¿Cuántas amenazas más hacen falta para que Ayuso deje de avalar la política del odio de la extrema derecha?”, ha preguntado García.

Refuerzo de seguridad

Por otro lado, el Ministerio del Interior, “habida cuenta de las cartas con contenido amenazante” remitidas la semana pasada a Marlaska, Iglesias y Gámez, ha establecido que “se adopten las medidas de protección que, en atención a la valoración del riesgo por la actual amenaza, considere precisas y necesarias para garantizar la seguridad de los mismos”, según consta en la notificación remitida por el departamento a la que ha tenido acceso EL PAÍS.

Interior añade que se trata del “procedimiento habitual cuando se detecta una amenaza de estas características” y fuentes policiales confirman que se ha decidido “reforzar las medidas de escolta”, aunque sin dar más detalles por motivos de “seguridad”.

Las cartas se hicieron públicas el pasado jueves. “Tienes diez días para dimitir. El tiempo de reírte de nosotros se ha terminado. Policía Nacional. Guardia Civil. El tiempo lo tienes en contra para los taponazos”, se leía en el mensaje anónimo con matasellos del 19 de abril dirigido a Grande-Marlaska, acompañado de dos cartuchos de 7,62×51 milímetros, según la denuncia presentada en la Dirección General de la Policía Nacional por el ministro. En términos similares, y de forma manuscrita, Gámez recibía otra carta amenazante un día antes que el responsable del Interior, el miércoles 21 de abril, fecha en la que interpuso la denuncia en la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. La misiva dirigida a Iglesias extendía la amenaza a miembros de su familia: “Pablo Iglesias Turrión, has dejado morir a nuestros padres y abuelos. Tu mujer, tus padres y tú estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota”, rezaba el mensaje, que iba acompañado por cuatro balas de fusil Cetme.

El secretario general de Podemos, quien dejó la vicepresidencia del Gobierno para concurrir a las elecciones del próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid, presentó la denuncia correspondiente el viernes en la comisaría del Congreso de los Diputados, tan solo unas horas después de haberse levantado de un debate organizado por la Cadena SER en el que Rocío Monasterio, la candidata de Vox, se negó a retractarse de unas declaraciones en las que ponía en duda la veracidad de estas amenazas. En el texto, Iglesias entiende que los hechos “constituyen una grave amenaza” contra su vida y la de su familia, “dado que se trata de una amenaza que incluye material de guerra, que en apariencia es real y pertenece a un arma de fuego de gran calibre”, por lo que, afirma, “teme” por su seguridad y la de su entorno.

Suscríbete aquí a nuestra nueva Boletin informativo sobre Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page