Canarias vuelve a ser oficialmente la región con mayor desempleo de Europa, informa el diario en español La provincia este lunes. Sin embargo para llegar a esa conclusión han sumado las estadísticas oficiales de parados registrados al número que no trabaja actualmente por estar en el sistema español de cesantía, conocido como Expediente de Ordenación del Empleo Temporal (ERTE), trabajadores que, aunque no cuentan oficialmente dentro de Las estadísticas nacionales son, dice el periódico, desempleados de facto con un futuro laboral incierto, lo que coloca al archipiélago en el primer lugar entre más de 200 territorios en toda Europa.

La Oficina Europea de Estadística registró Canarias cerrando 2020 con una tasa de paro del 22,6%, situando oficialmente al Archipiélago en el cuarto lugar de la UE, cuando los datos de este indicador en particular se situaban en su nivel más alto, a finales de año. Según Eurostat, que analiza las cifras de empleo de las personas de entre 15 y 74 años, había 248.500 desempleados en las Islas en ese momento. Sin embargo, la realidad dentro del mercado laboral del Archipiélago es mucho más profunda, con la ERTE en marcha desde el inicio de la crisis sanitaria, hace poco más de un año.

Por lo tanto, argumenta Dalia Guerra, la verdadera tasa de desempleo se eleva muy por encima de este 22,6% cuando se suma a los que han tenido sus contratos suspendidos temporalmente debido a la pandemia. De hecho, si se contabilizaran como parados a las 79.206 personas que siguen en ERTE a finales de 2020, el total ascendería a 327.706 y la tasa de paro en Canarias se situaría en el 29,8%. En otras palabras, 30 de cada cien isleños en edad de trabajar todavía no pueden ir a sus puestos de trabajo. Una diferencia del 7,2% que no está siendo reconocida en las estadísticas oficiales

Si Eurostat contabilizara como desempleados a los trabajadores afectados por ERTE, la tasa de paro en Canarias nos situaría más alta entre las regiones europeas con más paro. El Archipiélago estaría muy por encima de la región con el desempleo oficialmente más alto de la Unión Europea, la de la isla de Mayotte, gobernada por Francia, ubicada en un archipiélago ubicado en el Océano Índico que registró una tasa de desempleo del 27,8% a finales de 2020. .

Las Islas Canarias se han visto más afectadas que otras comunidades de España. La economía del Archipiélago depende en gran medida de los millones de visitantes que cada año vienen a pasar sus vacaciones en las Islas, un oficio turístico que lleva prácticamente paralizado más de doce meses. Esto ha impactado significativamente en el mercado laboral de las Islas, donde el desempleo ha aumentado a tasas raras veces vistas en un territorio ya acostumbrado a cifras de desempleo muy elevadas, las cerca de 80.000 personas aún sujetas a un Expediente Regulatorio Temporal de Empleo (ERTE) y están de facto desempleados, sin llegar a serlo oficialmente.

Lo cierto es que Canarias, que ya padecía un paro estructural antes de la pandemia, siempre ha estado históricamente entre las regiones europeas en las que este indicador es más alto. En 2019, antes de que el coronavirus dinamitara la actividad turística, el Archipiélago ya ocupaba el puesto número once de Europa, con una tasa de paro del 20,5%. Si bien la tasa más baja de Europa, es la región polaca de Wielkopolskie, que en 2020 vio solo un 1.8% de desempleo.

Según las cifras de Eurostat, publicadas la semana pasada, las Islas Canarias también se encontraban entre las cinco regiones europeas con mayor desempleo juvenil en 2020. En concreto, las Islas tienen la quinta tasa de desempleo más alta de la UE de 15 a 24 años, con 51,6 % en todo el Archipiélago. La mitad de los jóvenes canarios de ese grupo de edad están registrados como buscando trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page