Todos ellos fueron identificados por los migrantes como las personas que abastecían y navegaban las embarcaciones, que recientemente arribaron a las costas de Arguineguín, en Mogán (Gran Canaria), Órzola y Arrecife (Lanzarote). Un total de 249 personas viajaron hasta allí en estas embarcaciones, de las cuales 55 eran menores de edad, sin ningún tipo de medidas de seguridad, chalecos salvavidas, comida ni bebida. Cuatro de los migrantes fallecieron durante el trayecto y uno más tras haber sido ingresado en un hospital de Gran Canaria por las pésimas condiciones del viaje.

Los buques arribaron entre el 27 de diciembre de 2020 y el 25 de marzo de 2021 a las costas de Gran Canaria y Lanzarote.

La Policía Nacional de España ha detenido en Gran Canaria y Lanzarote a un total de catorce hombres como presuntos autores de delitos relacionados con la inmigración ilegal, tres de ellos fueron imputados también por pertenencia a una organización delictiva y otros cuatro por homicidio imprudente.

Seis días en el mar y cinco migrantes muertos
En estas embarcaciones viajaron un total de 249 personas, de las cuales 55 eran menores de edad, quienes navegaron durante días en embarcaciones cuyas medidas de seguridad fueron insuficientes para realizar este viaje. Además, durante todo el trayecto los migrantes carecían de agua y alimentos suficientes, por lo que muchos se vieron obligados a beber agua de mar, lo que empeoró su condición.

En concreto, una de las embarcaciones abiertas que transportaban a 52 migrantes pasó seis días en el mar hasta que fue rescatada por Salvamento Marítimo (Marine Rescue) a más de 130 millas náuticas al sur de la isla de Gran Canaria. Los que estaban a bordo declararon que se habían quedado sin agua al tercer día de la travesía, por lo que comenzaron a beber agua de mar. Cuatro migrantes murieron durante el viaje y uno más en el hospital, debido a las pésimas condiciones del viaje.

Tras ser atendidos por miembros de Cruz Roja, algunos de ellos fueron ingresados ​​en hospitales de Gran Canaria por su comprometido estado de salud.

Catorce detenidos
La Policía Nacional inició una investigación que identificó a catorce de los integrantes de estas embarcaciones como los responsables de su manejo y navegación. La investigación policial culminó con la detención de todos ellos, acusados ​​como autores de delitos de inmigración ilegal, tres de ellos también por pertenencia a una organización delictiva y otros cuatro por homicidio imprudente.

Los esfuerzos policiales también permitieron constatar que dos de los capos detenidos en Arrecife, uno de 53 años y otro de 55 años ambos de nacionalidad marroquí, cuentan con numerosos antecedentes policiales.

Una vez emitidos los informes policiales correspondientes, todos los detenidos fueron puestos a disposición de las Autoridades Judiciales competentes, quienes ordenaron la prisión de ocho de ellos, mientras que otros seis se encontraban a la espera de disposición judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page