Un grupo de unas 300 personas se han congregado la tarde de este lunes en la plaza de África de Ceuta en una concentración no autorizada de personas contrarias y a favor del el partido ultra Vox. La protesta improvisada se ha producido después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) avalase la prohibición de la Delegación del Gobierno de Ceuta a celebrar un mitin del líder de la formación, Santiago Abascal, en otra plaza de la ciudad autónoma, la de los Reyes. Los congregados —unos 300 en total, según la Delegación del Gobierno, en su mayoría contrarios a la presencia de Abascal— se ha disuelto después de que unas 50 personas haya intentado acceder al hotel donde se encontraba Abascal y de que, para impedirlo, efectivos de la Policía Nacional hayan cargado contra los manifestantes con salvas de pelotas de goma y porras, según han asegurado fuentes del cuerpo.

Delegación del Gobierno ha confirmado la detención de una persona. El balance de los altercados registra también varios agentes heridos, daños en vehículos policiales que han recibido pedradas y desperfectos en el mobiliario urbano aún por cuantificar.

La tensión en Ceuta, donde este lunes se ha cumplido una semana del inicio de la crisis migratoria, ha ido en aumento a lo largo de la jornada, azuzada por el partido ultra y el propio Abascal. Pese al dictamen judicial que le impedía celebrar el mitin, Vox ha mantenido la convocatoria hasta apenas dos horas antes de que se celebrase. Ha sido entonces cuando el presidente de la formación ha anunciado que la cambiaba por unas declaraciones sin preguntas a los medios de comunicación a las puertas del Parador de Ceuta, donde se encuentra alojado. Pero, finalmente, tampoco ha comparecido, por la presencia de cientos de personas que le han instado a irse “fuera de Ceuta” en medio de un importante despliegue de efectivos de la Policía.

Ese despliegue ha establecido un cordón policial para separar a las decenas de manifestantes congregadas a favor del partido de otro grupo, mucho más mayoritario, que ha acudido a la plaza a protestar por la presencia del líder de Vox en la ciudad. El medio local El Faro de Ceuta recoge cómo los manifestantes gritaban consignas como “Vox, racista, fuera de mi vista” o “viva España, viva Ceuta, fuera racistas”, además de insultos. La tensión ha alcanzado su cota máxima cuando medio centenar de congregados ha intentado acceder al hotel por una puerta secundaria, momento en el el que efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) han cargado contra los manifestantes, pasadas las 21.40. La concentración se ha disuelto, pero las cargas se han trasladado a las inmediaciones de la zona, como la Gran Vía.

En sus declaraciones dentro del hotel, Abascal ha acusado al PSOE de actuar como una “mafia corrupta” para “restringir derechos fundamentales” y prohibir el acto público que tenía previsto celebrar esta tarde en Ceuta. La prohibición del acto público se amparaba en posibles riesgos de seguridad antela situación que vive la ciudad desde el lunes de la semana y la entrada masiva de miles de migrantes desde el vecino Marruecos.

“Hemos logrado que los extremistas se retraten en Ceuta y que el PSOE también se retrate porque los socialistas actúan como una mafia corrupta, utilizando a la Delegación del Gobierno, con su colaboración criminal y corrupta, para restringir derechos fundamentales de los españoles y para impedir el derecho de reunión y de manifestación de Vox, que es el primer partido de Ceuta”, se ha lamentado Abascal mientras fuera del hotel se escuchaban gritos de “fascistas” y “Sánchez presidente”. En su cuenta de Twitter, el presidente del partido ultra ha repetido parte de estos ataques y asegurado también que el gobierno de Sánchez, “con la complicidad del PP”, “perpetra un ataque directo a las libertades de los españoles de Ceuta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page