La localidad de Conil de la Frontera ha persuadido a las autoridades sanitarias andaluzas para que recalculen la tasa de contagio, considerando a los turistas de verano para evitar el bloqueo circundante.

Esta ciudad costera es una de las zonas donde se ha incrementado la quinta ola de nuevas infecciones.

Si la tasa de contagio supera los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, la comunidad es declarada zona de alto riesgo según los estándares establecidos y se pone en cuarentena.

Sin embargo, ante el bloqueo de la ciudad, el alcalde de Conil propuso una solución matemática, insistiendo en que el ratio no debería calcularse únicamente en base al censo de la ciudad, sino que debería tener en cuenta la gran cantidad de turistas que aumentaron durante este período. período. Vacaciones.

Imagen: Pixabay

“Dé una cifra, el 27 de junio había 75.000 turistas en nuestra ciudad, por lo que no podemos calcular el ratio sobre la base de 23.000 en invierno”, dijo el alcalde Juan Manuel Bemúdez.

Parece que esta solución convenció al gobierno militar andaluz y al comité de expertos de no cerrar las afueras de Conil.

Esta decisión sienta un precedente para todos los atractivos turísticos andaluces en la misma situación.

Sigue leyendo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page