Más

Comentando de la admisión de asilados | situación

88 asilados llegaron a España desde Amman (Jordania).OIM / Press Europe

Mucho más información

Un año mucho más, en el reciente Día Mundial del Refugiado, hablan sobre el sistema de acogida español, el valor añadido de la sociedad civil a través del trabajo de organizaciones que desalientan la rentabilidad, y convocan coaliciones y países cooperantes entre ONG y gobiernos.

Por su carácter mixto, el modelo se interpreta como un ejemplo de éxito en Europa y internacionalmente, desde los principios de asociación y gobernanza hasta la promoción de la participación de la sociedad civil a través de instituciones sociales especializadas, bajo la promesa de éxito, como ha demostrado la historia reciente, el gobierno español garantiza la eficacia y eficacia del sistema.

En el momento en que se aprobó la primera ley de asilo en la década de 1980 y se aclaró el sistema de acogida español, el entonces gobierno socialista se apoyó en las instituciones sociales para realizar este requisito de estatus: la recepción y la protección de solicitantes de asilo y refugiados como propuesta de participación social, y supo, de lo contrario, con la participación de la sociedad del país anfitrión, la recepción en sí no podría efectuarse exitosamente. Así nació un modelo de cooperación, que desde ese momento se ha considerado un referente y una buena práctica a nivel europeo e internacional.

El modelo evoluciona y evolucionando para realizar en frente de la creciente afluencia de inmigrantes y asilados atacables a nuestro país y al cambio de diferentes gobiernos, así sea el Partido Habitual o el PSOE, siempre ha dicho en el marco que cooperará con el profesional. sociales proponen la profesionalidad, elasticidad, eficacia y eficiencia de las organizaciones en lo que se refiere a finanzas y gestión.

En 1992 los bosnioherzegovinos fueron admitidos por medio de organizaciones sociales, en 1999 asimismo los albanokosovares, en 2011 los cubanos fueron aceptados del mismo modo, en 2016 tras la llamada «crisis de asilados» llegó de la población siria el modelo cooperativo tal como el más reciente crisis en Canarias. En definitiva, en todos y cada instante de la crisis humanitaria en el momento en que el país precisa la cooperación de las instituciones sociales, han dado un paso adelante, han dado la respuesta necesaria y han actuado como colaboradores de la administración del Estado, no solo en ocasiones, sino más bien también intranquilidades en una forma permanente y sostenible de continuidad y apoyo a la hostelería de españa.

De esta manera, desde el principio, nuestro sistema se ha convertido en el líder del modelo europeo de cooperación con las instituciones sociales, que se ajusta a la identidad de Europa como país unido y a la verdad única de la inmigración y que es fundamentalmente diferente al resto de miembros. Gracias a su ubicación geográfica en la frontera sur de Europa, el estado debe adoptar distintas maneras de administración ante la constante afluencia de personas.

En definitiva, España tiene un modelo para hallar que la sociedad participe en el proceso de acogida e integración de refugiados e inmigrantes desfavorecidos, gracias a la proximidad al territorio que aportan las ONG y al conocimiento de los elementos locales y del entorno social, de forma directa, renovadora e innovadora. todos los agentes principales brindan respuestas efectivas y coordinadas.

La participación de las instituciones sociales en la gestión del orden público ha demostrado su eficacia en múltiples campos y la Comisión Europea la ha evaluado como un ejemplo de buena práctica. El plan operativo integrador y social y económico del Fondo Popular Europeo resalta entre los puntos fuertes del plan español, a entender, su dualidad público-privada, que deja implicar a las instituciones del tercer sector en su planificación, ejecución y evaluación. En el momento de planificar los Fondos Estructurales y los Fondos de Inmigración y Asilo para la integración, se hace hincapié en la optimización activa de la composición de cooperación, y se aconseja continuar contando con el acompañamiento, la experiencia, los conocimientos y los elementos de terceros ámbitos que contribuyan a la especialización de gestión con la intención de asistirse a ellos mismos a especializarse de manera beneficiosa y distraída en las actividades. Si bien Europa acepta los objetivos del Fondo Next Generation y debe involucrar a la sociedad civil en esta compromiso, España ha perseguido de manera exitosa este objetivo y debe defenderlo, promoverlo y promoverlo como buena práctica. Ética, fortalecimiento y apuesta por las coaliciones con el Tercer Campo en el contexto de los Objetivos de Avance Sostenible.

En el presente instante de polarización, el alegato de odio está aumentando en los campos más radicales. Estas unidades lideran la unidad de la ciudadanía y crean el espacio preciso para la participación mediante su voluntariado. Es una herramienta clave para editar la sociedad y las comunidades y impedir el racismo narrativo. , Xenofobia y discriminación. De esta forma, mediante un efecto multiplicador, llegan a espacios inaccesibles a las autoridades competentes, y trabajar en estos espacios es fundamental. El sistema incluye inversiones que favorecen a la sociedad en su grupo, con resultados muy positivos en términos de integración, convivencia, generación de empleo y cohesión territorial.

Históricamente, la red que brindan nuestras instituciones sociales para forjar coaliciones con los primordiales actores públicos y privados ha sido vital. La cooperación con la administración, ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones y otros organismos de todo el mundo, compañías, organizaciones sociales, asociaciones comunitarias, universidades y centros de investigación es indudablemente un gran pilar, por lo que ofrece un sistema participativo, de recepción transparente y también integradores que tienen grandes ventajas en las áreas que necesitan ser mejoradas, y deben ser nutridas y valoradas.

Francesca Soquelo es presidente del movimiento por la paz (MPDL), Juan Antonio Mirales, Presidente de la Fundación CEPAIM, Carlos belzosa, presidente del Comité Español de Atención a Asilados (CEAR) y Carlos Susa, Presidente de la Red Europea de Pelea contra la Pobreza (EAPN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page