El icónico Cristo Redentor de Río de Janeiro y Maracaná en el fondo.Chiba Konka / AFP

En la final de la Copa América en Maracaná, no hubo mucho más carteles de publicidad de fútbol que en la final Brasil-Argentina. Los Torneos de Europa, esperando de la victoria de Inglaterra y también Italia en Wembley (domingo, 21 h, Telecinco), asimismo están ofuscados con los superclásicos que se vienen disputando desde 1914 (sábado-domingo 2 h, televisión -3). realizado Canarinha Con la Albiceleste, trajo gloria y honor a un torneo bien difícil de continuar, competir y ordenar debido al Covid-19.

Mucho más información

La relevancia de este evento radica en que el alcalde de Río de Janeiro autorizó de manera expresa la existencia de 7.200 hinchas, lo que representa el 10% de la capacidad del estadio brasileiro. El fútbol no fué en especial atractivo hasta la actualidad y los números son igual de ajustados, por el momento no hay motivo para resaltar el desafío colectivo entre brasileños y argentinos tal como el desafío individual entre Neymar Ionio y Leo Messi.

“Iré a la final con la que siempre y en todo momento he soñado”, dijo Neymar tras negarse a hacer la copa. Messi respondió: “??? Durísimo” ????. La Canarinha es anfitriona y campeona, hay nueve campeones, su última derrota se remonta al amistoso contra Argentina en noviembre de 2019 y obtuvo 14 victorias, la mucho más reciente en 1993 contra Brasil 2-1 en las tres finales.

Por las condiciones locales y la fuerza de Thiago Silva, Marchinhos y Casemiro, el equipo de Neymar se convirtió en favorito. La aprobada sepa de Gabriel Jesús no incordió a Tito. El técnico tiene un plan para rechazar a Messi: “Sé de qué manera marcarle, pero no lo diré”. El técnico anunció CanarinhaMessi ha marcado cuatro tantos, 2 de falta y uno de penalti, y está más libre que jamás y más centrado que nunca en la decisión de Scaloni.

Tras perder la final del Mundial de 2014, regresó a Maracaná el día 10. Messi comenzó el Mundial tras ser nombrado mejor jugador de la final ante Alemania. También perdieron tres finales de la Copa América. Rosario, de 34 años, hace todo lo que es posible por ganar el campeonato argentino y Maracanaso le permitirá firmar en letras de oro el vínculo emocional y futbolístico con la Albiceleste. Messi y Argentina semejan haberse superpuesto terminantemente en las calles.

La Albiceleste jamás ha ganado un trofeo en Maracaná, solo ganó 2 de sus 12 visitas, por lo que el desafío para el equipo de Messi es colosal. Neymar sonrió y Brasil soltó la presión: para finiquitar un partido sin errores, debe ganarle a Argentina. Europa no se perderá la cita de Estados Unidos.

Suscríbete aquí la comunicación INFOTOTAL América y obtén todas y cada una de las claves de información de la hora actual en la región

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page