Más

Coppa Italia: Buffon se despide de la Juve con la Copa | Deportes

La leyenda de Gianluigi Buffon ha firmado su último capítulo en la Juventus este miércoles. El portero de 43 años, que anunció a principios de este mes su intención de no renovar el contrato para buscar “experiencias estimulantes”, se despidió de su equipo levantando la Coppa Italia en la final ante Atalanta (1-2), su sexto título copero, igualando a Dejan Stankovic y Roberto Mancini como el jugador con más Copas y a Paolo Maldini como el italiano con más títulos (26).

Un adiós digno para una figura como la de Buffon, que ha presenciado cómo la Juve cedía el bastón de mando de la Serie A al Inter tras nueve campeonatos seguidos. El Atalanta, que jugaba en su campo arropado por 4.300 aficionados en las gradas, fue de más a menos. No habían pasado cinco minutos y Buffon ya había tenido que lucir sus excelentes reflejos. El portero sacó un pie providencial para desviar lo justo el disparo de Palomino al primer palo. Los de Gasperini achuchaban a la Juve, tan frágil como en toda esta temporada tan irregular. Pero fueron los bianconeros los que consiguieron golpear primero en su primer remate a portería. Kulusevski se encontró un balón suelto en la esquina del área y lo mandó a la escuadra contraria con un bello disparo.

Antes del descanso, el Atalanta consiguió el empate tras muchos intentos con un buen disparo de Malinovskyi desde la frontal. Buffon tuvo que echarse a un lado para buscar a una línea de visión clara y el disparo del ucranio le pilló a contrapié. El entrenador juventino, Pirlo, un año más joven que el portero, se jugaba mucho en el partido, con el equipo luchando por la clasificación para la Champions. El técnico consiguió insuflar esa urgencia a los suyos y salieron con otro espíritu en la segunda parte. Chiesa envió un disparo al palo tras una buena asistencia de tacón de Cristiano. A la jugada siguiente, el italiano no falló en esta ocasión y batió a Gollini al primer palo tras una pared con Kulusevski en la frontal. Buffon, que compartió vestuario con Enrico Chiesa, se lanzó a abrazar a su hijo.

La Juve logró aguantar el ímpetu final de los bergamascos con oficio para llevarse su 14ª Copa. Pirlo y Buffon corrieron abrazarse con lágrimas en los ojos tras el pitido final. Compañeros en gran parte de sus carreras, celebraron el título como si estuvieran otra vez en 2006, cuando levantaron juntos la Copa del Mundo. Chiellini cedió el brazalete al portero para que fuese él, en su último partido, el que elevara la Coppa al cielo de Bérgamo.

Mbappé somete al Mónaco en la final

En esta noche copera en Europa, el PSG se llevó el título francés al imponerse al Mónaco por 0-2 en el Stade de France de París. Mbappé fue el factor diferencial de la final, que se perdió Neymar por sanción. Sin el brasileño ni Verratti, lesionado, Pochettino cargó de responsabilidad al delantero, que respondió con gol y asistencia. En el minuto 20, el central Disasi no acertó a controlar un pase de su portero y Mbappé, siempre con el colmillo afilado, estuvo atento para cobrarse el fallo garrafal. Pero en lugar de rematar ante el portero, decidió cederle el tanto a Icardi, consciente de que tendría más oportunidades. El conjunto de Kovac apenas logró inquietar a Keylor Navas, inactivo durante todo el primer tiempo y apenas exigido en el segundo, cuando los monegascos se decidieron a estirarse.

Aún así, el PSG controló con seguridad cualquier internada de Ben Yedder y mantenía la vista puesta en salir en velocidad. Los minutos pasaban y Mbappé no conseguía su tan ansiado gol. Incluso llegó a intentar una vaselina desde más de 30 metros pero el balón se estrelló en el larguero. Finalmente, tras un gran pase filtrado de Di María, pudo conseguir su tanto picando el balón con elegancia por encima del meta a falta de cinco minutos para el pitido final. El PSG, dominador de fútbol francés en la última década, suma la la 14ª Copa de Francia de su historia, pero mantiene los ojos puestos en el próximo domingo, cuando se juegan la Ligue 1. Los de Pochettino necesitan que el Lille no gané ante el Angers y vencer al Brest para no perder el reinado del fútbol francés.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Gorjeo, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page