Los fiscales anticorrupción condenaron a los tres alcaldes de la Costa Blanca por “hacer fila” a principios de este año para obtener la vacuna contra el coronavirus.

Los documentos se enviarán a los tribunales locales, quienes decidirán si deben ser juzgados por abuso de poder.

La alcaldesa socialista de Els Poblet, Carolina Weaves, y su compañera, la alcaldesa de la vecina ciudad de Elvig, Seamo Cole, fueron vacunadas en enero.

Su argumento es que estos golpes son “sobrantes”, y un centro médico les dijo que si no se usaban, serían “desperdicio”.

Berna Becano, antiguo alcalde del Partido Popular de La Nucía, fue destituido de su cargo en la Asamblea Provincial de Alicante después de que su partido supiera que estaba vacunado con antelación.

Kano dijo que necesita inyecciones porque es médico del equipo de fútbol local.

En enero, la vacunación se limitó estrictamente a los residentes y el personal de los hogares de ancianos, así como al personal de los servicios de salud y otro personal de emergencia.

A pesar de la tremenda presión, los tres alcaldes se negaron a dimitir.

La Fiscalía Anticorrupción no prosiguió la causa contra los otros cinco “primeros consumidores de drogas” cuyo protagonista era Jesús Murgi, obispo de la diócesis de Orihuela-Alicante.

Otros en la lista incluyen a los comisarios de salud de Benejuzar y Orihuela.

Lee mas Los expatriados británicos están enojados con la “cola” del alcalde de la Costa Blanca

El alcalde y concejales de COSTA BLANCA esperarán la segunda vacunación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page