Una delegación del Gobierno de Canarias informó este jueves que un cuerpo inanimado, aparentemente un menor, fue encontrado en una zona donde las niñas Anna y Olivia, desaparecidas hace un mes, estaban siendo registradas en Tenerife. Los hechos han sido comunicados a la madre y la familia del menor. “Por respeto a la familia y al proceso judicial, debemos esperar a que las autoridades judiciales tomen una decisión sobre la identidad del cuerpo”, informó la delegación del gobierno. La Guardia Nacional continuó su labor de rastreo en el lugar del incidente, a 1 milla náutica del puerto de Güümar. Según fuentes de la Guardia Nacional, el cuerpo corresponde a Olivia, la niña mayor.

La Guardia Nacional informó que los restos han sido trasladados al Instituto de Anatomía y Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife, donde serán analizados para su identificación. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lamentó los hallazgos en su cuenta de Twitter esta tarde ???? No me imagino a las niñas Anna y la madre de Olivia que desaparecieron en Tenerife antes de que sucediera el terrible incidente. El dolor que acabamos de conocer la noticia. Mi abrazo, mi cariño, y el cariño de toda mi familia, están de pie con Beatriz y el que ella ama hoy – ????, prometió.

Fuentes de La Benemé © rita afirmaron que el equipo de rastreo encontró un ancla en el fondo del mar. Se ataron dos bolsas, una de las cuales era el cuerpo de la pequeña Olivia.

El padre de la niña, Tomás Gimeno (37 años), supuestamente secuestró a sus hijas de 1 y 6 años la noche del 27 de abril en Canarias, Tenerife. Durante las últimas semanas, la búsqueda de los fondos marinos de Tenerife se ha convertido en los últimos días en la principal línea de investigación de la Guardia Nacional, y las inspecciones terrestres no han encontrado su paradero.

Por ello, desde principios de este mes, una nave equipada con sonar y robots submarinos del Instituto Español de Oceanografía Ángeles Alvariño investiga la zona. La nave trabaja ininterrumpidamente durante el día. La noche delimitada por el lugar, la tarde y la noche en que desapareció.

Alrededor de las 5 de la tarde del 27 de abril, Tomás Gimeno recogió a Anna de la madre de la niña, que era su expareja de 35 años, Beatriz Zimmernann. Luego encontró a Olivia en el campamento al que fue después de la escuela. Posteriormente, los acompañó a su domicilio en la ciudad de Igueste de Candelaria. Alrededor de las 7:30 de la tarde, se dirigió a la terminal de Tenerife. Ni las cámaras de seguridad ni la seguridad encontraron a Anna y Olivia en la entrada.

Más información

Jimeno subió al barco solo. Antes de eso, cargó maletas y bolsos en el barco, por lo que condujo tres veces en un Audi A3 blanco. Hoy zarpará dos veces. Al regresar del mar por primera vez, fue interceptado por la Guardia Nacional y propuso sanciones por su violación del toque de queda. Pasada la medianoche, zarpó de nuevo y perdió el rumbo. Al día siguiente, la embarcación se encontró vacía frente a la localidad de Puertito de Gümar, a la deriva y sin anclas. Poco después, encontró un asiento de seguridad para niños flotante, que usó para Anna.

El lunes pasado, el ángel Alvariño encontró una bombona de oxígeno y un edredón en el mar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page