Más

El fiscal solicitó a Bárcenas más información sobre los llamados documentos sensibles que recibió del PP | España retiene

Luis Bárcenas, el ex- tesorero habitual, en el proceso del año en curso de la caja del PP b.Juan Carlos Hidalgo / AFP

El ex- tesorero del PP Luis Bárcenas y su mujer Rosalía Iglesias retornaron este miércoles a la Audiencia Nacional para comunicar que se había violado la cocina, un operativo de supervisión lanzado por el Ministerio del Interior del gobierno Mariano Rajoy, que es hipotético apuntar para conseguir documentos de deber para las primeras posiciones del PP. El fiscal y magistrado Manuel García-Castellón interrogó a la pareja sobre documentos sensibles que tenía Bárcenas, quien dijo que los revisó entre 2013 y 2015. El equipo de comisionados de turno se los quitó sin autorización judicial.

Los investigadores creen firmemente que la trama logró robar documentos del ex- tesorero, con lo que quieren investigar esta línea a fondo. Si bien, eso sí, vacilaron de lo que afirmaba Bárcenas, ha ofrecido múltiples ediciones de estos documentos a lo largo de los últimos años que almacena como arma frente a su formación previo. Ese miércoles, el juez y la Secretaría de Relaciones Públicas hicieron indagaciones de fuentes legales sobre las cajas que había tomado de la oficina que permaneció en la sede federal del BJP hasta el momento en que fue expulsado del partido. llave USB Preservaba copia de una grabación de diálogos con Mariano Rajoy y Javier Arenas (expresidente y exsecretario general respectivamente) en la que se mencionaba el recuadro b de la capacitación.

De esta forma, según la misma fuente, el ex- político se cercioró de que las cajas contuvieran documentos sobre la campaña y que las donaciones no Papel bárcenas Y dos carpetitas que contenían parte de la historia del querido gallego condenado por Gürtel y Pablo Crespo, exsecretario organizador del mencionado Partido Comunitario, fueron entregadas a Lvaro Lapuerta, que anteriormente fue tesorero del PP © l. actuó.

Bárcenas asimismo insistió en que en 2014 ordenó la destrucción de una de las grabaciones de Rajoy y Arenas. Para esto, se puso en contacto con otro recluso del penal de Soto del Real, donde el ex- tesorero estaba recluido en una prisión precautoria. Según él, el ex- político le pagó al preso colombiano -mediante su chofer Sergio Rãos, quien era un amigo cercano del complot de Kitchen- a fin de que los borrara de la nube. [sistema de almacenamiento informático].

En frente de Bárcenas, su esposa Rosalía Iglesias asimismo declaró en prisión como testigo por el hecho de que él bolsa de plátanoIglesias defendió el testimonio de su marido, alegando que varios de los documentos que guardaba en el local donde hacía las obras de restauración habían sido sustraídos, a pesar de la reiterada insistencia de que nunca supo verdaderamente el punto exacto. Contenido. Aquí también, prosiga la descripción detallada de la fuente de la encuesta.

La mujer de Bárcena, el juez y el fiscal le demostraron en repetidas ocasiones que ha hecho ediciones contradictorias: ella le aseguró que se le faltaron algunas cajas en el desván y algunos de los archivos que guardaban en el piso ‘arca, pero dijo. el no lo vio llave USB Se incluyen grabaciones hipotéticas de Bárcenas y Mariano Rajoy y Javier Arenas. La esposa de Bárcenas aceptó que se encontraba al tanto del contenido de estos 2 audios – ????? ???? [grabación] Common crawl es Rajoy me lo ha dicho varias veces, pero siempre insistió en que no sabía dónde se guardaban. a ???? Nunca me ha dicho dónde estaban porque jamás deseó ponerme en riesgo, tiene sentido.

En su declaración, Iglesias se distanció de las demandas de que se contrató a un preso colombiano para destruir las cintas, aunque admitió saber ciertos datos. Por ello, confirmó que no sabía quién era el preso y cuánto dinero habría recibido -en su testimonio, Bárcenas logró bailar al muñeco por entre 2.500 y 4.000 euros. Aunque mencionó que sabía que Sergio Rãos estaba al cargo de la distribución. En relación a la fuente de los fondos para el pago, que se realizó en el momento en que la orden judicial falsificó la cuenta, Iglesias dijo que «alguien nos asistió». Al final, dijo que su esposo le mencionó que el preso la había engañado, pero no dio detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page