Más

El Hermitage, algo más que un museo

En unas semanas se decidirá si se autoriza la construcción del museo del Hermitage en el puerto de Barcelona. No es una decisión cualquiera. Se dirime algo más que la ubicación de un museo: se decide el modelo de ciudad e incluso qué punto la iniciativa privada movida por un intereses particular debe condicionar su desarrollo urbanístico y cultural. Hasta ahora la discusión se centraba en las ventajas e inconvenientes de ubicar el puerto una franquicia internacional que tendría como reclamo un edificio emblemático del arquitecto japonés Toyo Ito y atraería cientos de miles de turistas a una parte de la ciudad ya muy congestionada y con graves problemas de movilidad. El Ayuntamiento encargó cuatro informes externos sobre el impacto urbanístico, la afectación sobre la movilidad, la viabilidad económica y la idoneidad de la propuesta cultural y todos fueron negativos. Pero no era fácil negar la autorización a un proyecto avalado por la Autoridad Portuaria de Barcelona y que suponía una inversión de 52 millones de euros. La negativa sería munición fácil para los que aprovechan cualquier ocasión para acusar Ada Colau ser una rémora para el desarrollo económico de la ciudad.

Seguir leyendo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page