Poner al día

José Miguel Cedillo ha dicho en una carta abierta al ministro del Interior: “Quiero evitar que mi compañero que asesinó a mi padre tenga que calmar mi vergüenza”.

José Miguel Cedillo (José Miguel Cedillo) frente a la sede del Ministerio del Interior en La capital españolaRodrigo JiménezINFOTOTAL

José Miguel Cedillo (José Miguel Cedillo) era hijo de un policía asesinado por ETA el 14 de septiembre de 1982. La condición de huérfanos como víctimas del terrorismo “todavía tiene secuelas el día de hoy”.

Según él, a lo largo de su “séptima” y “última” visita al servicio diplomático, Zedillo dijo a los cronistas: Por la “desprotección” se siente “huérfano de padre y patria” Encontrado en él.

Minutos antes del tratamiento del Ministerio de Educación, Zedillo recordó que asimismo estaba cuidando a otros huérfanos que “no tienen la posibilidad de llevar una vida normal” y reiteró que espera que las agencias “hagan lo propio. Trabajen” y “se registren”.

En relación a las prácticas de los detenidos de ETA, el hijo del policía ejecutado argumentó que fue “muy doloroso” pero argumentó que “estas personas tienen familias detrás” y que él “no posee a absolutamente nadie que juzgue estas prácticas”.

Cedillo Tenía 4 años en el momento en que su padre, Antonio Cedillo Toscano, fue ejecutado en Perrena de Errenteria.En 2018, 36 años tras su última visita aquí, regresó a este lugar para rendirle homenaje.

José Miguel Cedillo pidió “dignidad” y condenó el énfasis del ministro en “solucionar la reconciliación de los presos de ETA”.

José Miguel Cedillo anunció que iría al Ministerio del Interior sin cita previa a buscar al jefe de zona, Fernando Grande Mara, antes que se mostrara “indiferente” a su candidatura, y allí se juntaron hace tres años.

En una carta abierta al ministro obtenida por Europa-Verlag, José Miguel Zedillo señaló que rompería “completamente” con Marasca. “La última promesa de la solución es jurar solucionar los olvidados. Y los dejados. Los huérfanos de ETA han visto las secuelas y obviamente no pueden llevar una vida habitual”.

¿Cédillo qué? Convocatoria de una actualización de la ley de solidaridad con las víctimasseñalando que había tenido contacto con el ministro hace tres años y que había dejado atrás el “desprecio” de los dos primeros gobernantes de Interior que le precedieron, a comprender, los “populares” Jorge Fernández Díaz y Juan Yi Gennacio Zoido. Advirtió, no obstante, que a lo largo de los próximos tres años, Marasca “sobre la comodidad de tener que emplear una ETA en fracaso para combatir el terrorismo” se centró en “solucionar” la reconciliación de los presos de ETA, una resolución que jamás conocí de Dolor, me atreví a pregunta. “

A su lado, Zedillo vio en el llamamiento del ministro “una ocasión para acabar al final con el dolor” y “espera que se resuelva la actualización de la ley de solidaridad con las víctimas que nos han excluido por visiones ruines y tacaños”. . Tres años después, el huérfano de ETA “todavía es un gran olvidado”“Para nosotros no hay solución, no hay visión, no hay esperanza, no hay futuro. Al tiempo, la situación de los terroristas condenados ha mejorado”, advirtió.

Resaltó: “Durante los últimos tres años, les he pedido repetidamente que organicen asambleas para poder ver el contenido del compromiso y de qué manera tienen la posibilidad de sentirse los huérfanos de ETA sobre el acompañamiento estatal. Descubrimos que nos han tratado de manera justa. , pero no reaccionó, ni el Gabinete ni la Administración General de China “.

“Hace tres años le solicité que no me decepcionara. Por el momento no le expresé esperanzas, pero con dignidad traté a la viuda enferma de ETA con dignidad y una situación muy delicada. No tuve otra alternativa, no me dieron opción. El martes 13 apareceré con mi estandarte frente al Ministerio de Magia y voy a entrar solo sin aguardarlo sin cita anterior. Creo que la Administración General o su gabinete harán todo cuanto esté a su alcance para evitar la vergonzosa escena del crimen de la víctima, huérfana de ETA, y los compañeros de policía de su padre asesinado tienen que dispararme. Es hora de aceptar la explicación, se acabó la paciencia ”, concluyó.

Según regla

Plan de seguridad

comprender mas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page