Más

El informe de la ley de vivienda del CGPJ empaña la reputación del Gobierno y ‘limita’ la autoridad de las CCAA

Ha recordado al ejecutivo que la función consultiva del CGPJ “no depende de los intereses o deseos del declarante”.

Madrid, 24 a. (noticias europeas) –

La nueva propuesta del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para informar sobre el primer Proyecto de Ley de Vivienda recuerda al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que la vivienda “es un asunto regional. Las leyes y políticas públicas que dicten los derechos del artículo 1 «equivaldrán a que cada Comunidad Autónoma (CCAA) ejerza el poder de acuerdo con la orientación política mayoritaria dentro de ella». Esto socava a los líderes que «limitan» las capacidades de la ACSC.

El informe, elaborado por los diputados Enrique Lucas y José Antonio Ballestero y puesto a disposición de Europa Press, señala que la actuación del Gobierno «las intervenciones en este sector de la economía a través de programas nacionales o actuaciones en momentos de crisis económica grave» tienen carácter fiscal o de impacto hipotecario mercados, arrendamientos municipales, endeudamiento inmobiliario excesivo, protección al deudor hipotecario, desahucios, propiedad horizontal o normativa de eficiencia energética.

Pero advirtió que mientras la competencia regional se centra en la vivienda en su conjunto, el Estado está «poniendo su peso en otras cosas». Por tanto, “el proyecto de ley debe circunscribirse al ámbito secundario de las referidas competencias, que puede ser una ley sobre las condiciones básicas del derecho de residencia y las medidas para promoverlo y protegerlo o, como indica el título, la ley sobre el derecho de residencia, pero estrictamente hablando no «Derecho de residencia» o «Derecho de residencia»».

Se refieren a la «clara dirección de la acción de las autoridades regionales y municipales, problemática en la distribución constitucional de competencias». «Esto limita y dificulta» la competencia por la vivienda en las comunidades autónomas, añadió.

En su informe a los miembros del CGPJ de este lunes, señalan que pese al reconocimiento constitucional, el derecho a una vivienda digna y adecuada no está «definido». Explican que la jurisdicción constitucional prevista en el Capítulo I, Capítulo III de la Carta Magna “no contiene derechos subjetivos exigibles en los tribunales, sino normas constitucionales que obligan a todos los poderes públicos a procurar su validez”.

El CGPJ también envió un mensaje al ejecutivo en el informe, recordándole que «el alcance de la función consultiva del Consejo General del Poder Judicial no depende de los intereses o deseos del organismo que solicita el informe». el gobierno «no tiene discrecionalidad» al respecto, ya que debe cumplir con lo dispuesto en la Ley Orgánica del Poder Judicial, cuya interpretación ha sido divulgada y aceptada pacíficamente por todas las partes. gobierno hasta ahora.

Este nuevo anteproyecto será debatido durante el pleno ordinario del CGPJ el jueves 27 de enero. Previamente, el XIV Pleno Extraordinario rechazó una propuesta del exdiputado del PSOE Álvaro Cuesta, quien consideró que la ley era una herramienta normativa adecuada para «consagrar el derecho a la vivienda y dotar de contenido» tal y como prevé la Constitución, pero dejó claro que determinados lugares “carecen de trascendencia”, especialmente a la hora de establecer los principios de las normas de intervención de precios en el mercado de la vivienda en alquiler.

El trabajo de los diputados progresistas ha sido duramente criticado por una parte importante del pleno, sugiriendo algunos diputados que está «sesgado ideológicamente» y la aceptación del nuevo texto, que será presentado en el pleno esta semana, ya ha suscitado la ejecutivo a ratificarlo retrasando la ley. El último informe, previsiblemente escrito por dos miembros del Partido Conservador, supone un nuevo escollo entre el Ejecutivo y el Judicial, que se mantiene en el poder por falta de acuerdo entre los dos principales partidos.

derechos subjetivos

El nuevo borrador establece ahora en sus conclusiones al anteproyecto que si el acceso a la vivienda está configurado como un derecho subjetivo por determinadas leyes autonómicas, «se trata de una opción de política legislativa no impuesta directamente por las normas constitucionales», y advierte que, al señalar que «implica una tensión lógica entre los derechos de repetición y los derechos de propiedad», lo que requiere un «compromiso sutil» entre proporcionalidad y «propiedad, necesidad y racionalidad».

Además, el ponente señaló que los enunciados normativos del anteproyecto “son coherentes o muy próximos a los de las leyes y reglamentos autonómicos” o “constan de instrumentos (autonómicos) que se refieren constantemente a estos y al desarrollo del territorio”. o la planificación (municipal) de las ciudades”. “El resultado es una repetición de ideas de unos y otros”, añadieron, antes de añadir, “no cabe duda de que la superposición y la redundancia normativa no cumplen la función del artículo 149.1.1 de la Constitución .

Por otro lado, los comisionados agregaron que el primer borrador contenía una serie de cambios al Reglamento de Rentas de la Vivienda y advirtieron que la intención del gobierno era delinear a grandes rasgos las soluciones específicas que intentaba moderar. Impacto común de la pandemia en las medidas de urgencia de los alojamientos de alquiler en el Real Decreto 7/2019. Advirtieron que la medida ya fue afectada por la decisión del 28 de enero de la STC 14/2020 Constitucional de declararla inconstitucional.

conseguir un apartamento

Se quejaron de que el proyecto fue «ignorado si no era contrario a las disposiciones del derecho civil de la relación de herencia» por sus aspectos de publicidad legal. Señalan que si bien es innegable que el énfasis está puesto en la dimensión social de la vivienda y que la definición de la función social de la propiedad “requiere de normativas administrativas para tratar de (…) dar respuesta al creciente problema de acceso y uso de el alojamiento. Hablando en serio, en algún momento”, la disposición “debe estar debidamente articulada con la ley”.

“Además, las normas de intervención de carácter excepcional e indirecto no pueden sustituir a las normas generales y ordinarias de mandato permanente, ya que en el proyecto el derecho a la propiedad de la vivienda y la igualdad en las relaciones contractuales carecen de la justificación y explicación necesarias.

Agrega el informe que la ley prevé el derecho a una vivienda digna, pero sólo lo regula si da lugar a injerencias administrativas en determinados aspectos que, sin justa causa, vulnerarían las categorías establecidas en el derecho civil y crearían conceptos. ciertas distorsiones» como «vivienda», «vivienda precaria» o «servicios básicos».

En cuanto a lo que revelaron los topes de alquiler, al decir que «el alcance es limitado y el contenido es pesado» y que puede no ser suficiente después de la epidemia, optaron por «claro y efectivo» en virtud del artículo 17.7 de la Ley de Rentas Municipales (LAU), el restricciones de alquiler para los principales accionistas. “En todo caso, la autonomía limitará de forma decisiva la aplicación de la normativa nacional a la hora de recopilar índices de rentas y zonas donde el mercado de la vivienda es ajustado (…)”, añaden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page