Más

El juez imputa a Fainé y Brufau por el espionaje de Villarejo al expresidente de Sacyr Luis del Rivero | Economía

Antonio Brufau (izquierda) e Isidro Fainé, en La Moncloa en el año 2010.Claudio Alvarez

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha acordado este jueves imputar al presidente de Repsol, Antonio Brufau, y al expresidente de La Caixa Isidre Fainé por el espionaje del comisario José Manuel Villarejo al expresidente de Sacyr-Vallehermoso Luis del Rivero, según adelantó el diario El Mundo y ha confirmado este periódico de fuentes de la Audiencia Nacional. La imputación se produce en una pieza separada —la número 21— del denominado caso Tándem, del que se han creado hasta 30 investigaciones distintas.

La Fiscalía Anticorrupción había solicitado a Manuel García Castellón que tomara declaración como investigados por un presunto delito de cohecho a Brufau y Fainé por el encargo a la empresa de Villarejo de investigar al expresidente de Sacyr en 2011. Del Rivero pretendía entonces tomar el control de la compañía energética con la ayuda de la petrolera Pemex. En aquel momento, La Caixa mantenía una participación relevante en Repsol.

Junto a los dos directivos de ambas empresas del Ibex 35, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 imputa también a los directivos de Repsol Luis Suárez de Lezo, Juan de Amunátegui y Joaquín Uris, y al ex director general de medios de Caixabank, Antonio Massanell, tal y como había pedido el ministerio público, según informa la agencia Europa Press.

Anticorrupción tiene indicios de que los directivos de Repsol y La Caixa pudieron cometer un delito de cohecho activo al contratar a Villarejo, que entonces seguía en activo como funcionario de policía dependiente del Ministerio del Interior. El primer imputado en esta causa fue el director de Seguridad Corporativa de Repsol, Rafael Araujo, y al ex jefe de Seguridad de CaixaBank Miguel Ángel Fernández Rancaño ―ambos comisarios, uno en excedencia y otro jubilado― y amigos de Villarejo, a quien supuestamente contrataron para el espionaje a Luis del Rivero.

El comisario jubilado también está imputado en esta causa por los delitos de cohecho y descubrimiento y revelación de secretos. Fernández Rancaño declaró al juez que Fainé estaba supuestamente al tanto de la contratación de Villarejo para espiar a un empresario que podía tomar el control de Repsol. La investigación trata de dilucidar si los trabajos del comisario Villarejo pretendían evitar que Sacyr, mediante un acuerdo con la petrolera mexicana Pemex —otro de los grandes accionistas de Repsol—, se hiciera con el control del consejo de administración de Repsol.

La investigación tiene cierta analogía a la que provocó la imputación de Francisco González, expresidente del BBVA, acusado de contratar a Villarejo para espiar en 2004 a Luis del Rivero, que había puesto en marcha una operación para tomar el control de la entidad financiera. Anticorrupción considera probado que el BBVA pagó 10,28 millones al comisario jubilado para labores de espionaje “a sabiendas de que era un policía en activo” cuando realizó los encargos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page