El líder del Frente Polisario, Brahim Gali, declarará por vía telemática ante el juez Santiago Pedraz el próximo 1 de junio, según ha adelantado la Cadena SER y han confirmado a EL PAIS fuentes próximas al movimiento saharaui. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional le había dado este martes la opción de declarar telemáticamente si no estaba en condiciones de desplazarse a Madrid.

Gali se encuentra internado desde el pasado 17 de abril en el hospital San Pedro de Logroño (La Rioja) recuperándose de la covid-19. Llegó en un avión medicalizado de la presidencia argelina en estado muy grave, con pasaporte diplomático argelino, y se registró con un nombre falso en el centro hospitalario por razones de seguridad.

El secretario general del Polisario, de 71 años, cuyo estado de salud se ha recuperado en las últimas semanas, deberá responder como imputado de las querellas interpuestas por el bloguero Fadel Breica, que le acusa de torturas; y por la Asociación Saharaui de Derechos Humanos (Asadehd), a la que el Polisario tacha de promarroquí, que le importa los delitos de genocidio, detención ilegal o desapariciones. Hasta ahora, Gali no había revelado si comparecería voluntariamente ante el juez y no firmó el recibí de la citación judicial que le llevaron agentes policiales al centro hospitalario.

Pedraz se ha negado repetidamente a tomar medidas cautelares contra el líder del Polisario —como la retirada de pasaporte—, como pedían las acusaciones particulares, alegando que no podía actuar basándose en las informaciones que aparecieran en los medios de comunicación (en referencia a un digital que aseguró que no iba a comparecer a la llamada del juez) y que la querella no incluía indicios claros en su contra. En la providencia dictada este martes, el juez daba traslado de la querella a Gali a través del juzgado decano de Logroño, le instaba a designar abogado y le citaba a las 10.30 del 1 de junio en su juzgado, añadiendo que podría declarar por vía telemática si para esa fecha continuaba hospitalizado o no podía trasladarse a Madrid.

Fuentes del Frente Polisario han expresado su confianza en la independencia del Poder Judicial español y han asegurado que hasta ahora no han querido pronunciarse para no interferir en su actuación como, a su juicio, ha hecho Marruecos. En represalia por la acogida de Gali en España, Marruecos abrió el 17 de mayo la frontera con Ceuta, lo que provocó la entrada irregular en la ciudad de más de 8.000 inmigrantes en 36 horas, provocando una crisis diplomática sin precedentes entre los dos países desde la toma de Perejil en 2002.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page