Actualidad

El nuevo timo de WhatsApp de ‘El hijo en apuros’: «Mamá, se me ha roto el, necesito una transferencia»

Actualizar

Maríamadrileña de 65 años, picó el anelo. «Hola mamá. Mi otro teléfono está roto. Este es mi nuevo número que puedes guardar. ¿Estás en casa?». No puso en duda que la persona que, el pasado 7 de marzo, le enviaba este whatsapp desde un móvil que no conocía era efectivamente su hijo javier. Intercambiaron varios mensajes en los que el supuesto hijo le explicaba que se le había estropeado el teléfono y que tenía un problema económico, que necesitaba que le hiciera una transferencia, así que pensó que era cierto, que era yo», cuenta Javier cómo los estafadores lograron enredar a su madre.

A la mujer la salvó que no disponía de las claves para hacer la transferencia bancaria por internet. «Llama a tu hermana, que es la que tiene las claves y hace las transferencias», respondió al impostor dispuesto a pagar. «No, llámala tú, que yo estoy con el técnico. Llámala ahora, date prisa», la apremió el estafador.

Y así lo hizo María. Escribió a su hija pidiéndole que le ingresara a Javier la cantidad que supuestamente él le pedía en el número de cuenta que el estafador le había facilitado. No le dio más detalles a su hija, no le explicó que Javier le había pedido el dinero desde un número de teléfono desconocido. «Eran 1.150,27 euros mediante transferencia inmediata, que por lo visto no la puedes cancelar», explica Javier. «Pero mi hermana, antes de enviar el dinero, me escribió un mensaje. ‘Escucha, que ahora te hago la transferencia’. ‘¿Qué transferencia?'».

Fue así como María escapó en el último momento de ingresar en la lista de madres estafadas mediante el timo de whatsapp conocido como ‘El hijo en apuros’ y sobre el que la Policía ha publicado recientemente una alerta debido al aumento del número de casos estafa, que lleva años circulando en países de sudamérica ha saltado ahora a España.Es un misterio como los timadores lograron discriminar números de teléfonos que efectivamente pertenecen a madres con hijos jóvenes.

«Los estafadores contactan con mujeres y las engañan haciéndose pasar por sus hijos parasolicitarles de manera urgente dinerocon el fin de hacer frente a un problema inmediato. Para lograr el engaño alegan que no pueden comunicarse directamente con su teléfono habitual debido a supuestos problemas con su terminal y que no pueden recibir llamadas», explicó en una nota de prensa el pasado 4 de abril, la policia nacional, que sigue recopilando denuncias e investigando los casos.

«Finalmente, cuando ya se ha realizado la transacción y las perjudicadas consiguen hablar realmente con sus hijos, se dan cuenta de que han sido víctimas de un engaño y ya no pueden cancelar la transferencia puntos del país con los que los delincuentes han conseguido defraudar cantidades que oscilan entre 2.000 y 26.000 euros».

el caso de Esperanzacanaria de 63 años, prácticamente calcado. El mismo número de teléfono y el mismo mensaje para abordarla. Ella y su marido, pedrovivir de Arucas (Gran Canaria) y su hijo, antoniode 35 años, a 50 km, en Maspalomas. Cuando el hijo los llama para avisarles de que nos vamos a poner en contacto con ellos, bromean con la suplantación de identidad de la que vieron un punto de ser víctimas: «A ver, ¿en qué año y mes naciste? It para saber si estamos hablando contigo o con un extraño».

«Es que nos cogió tan desprevenidos… Tenemos un solo hijo y ya no vive con nosotros. Si llegamos a tener varios no nos hubiera cogido tan así porque hubiéramos preguntado qué hijo», dice Esperanza. Le pidieron, según recuerda su marido, Pedro, 1.688,33 euros, y, puesto que era por la tarde y los bancos estaban cerrados, el timador les sugirió que enviaran la cantidad por bizum. «Que hizo un bizum o algo así me dijo, pero yo eso del bizum ni lo entiendo. Si soy de las que usan los bizum esos le mando el bizum», cuenta Esperanza.

Aunque borró parte de la conversación, conserva lo suficiente para entender como opera la trama. El suplantador escribe mensajes y ella le contesta con audios.

-Hola, mamá.Mi otro telefono esta roto. Este es mi nuevo número que puedes guardar. ¿Es en casa?

-Sí, estoy en casa, ¿hombre, antonio manuelse te rompió el otro teléfono?Amigo, pues si yo estoy aquí en casa sí.A ver, cuéntame a ver qué es lo que pasó.

-El teléfono se me cayó y la pantalla táctil de mi teléfono no funciona. Yo estoy usando un teléfono viejo. Es difícil comunicarme ya que es muy antiguo y no acepta ninguna SIM.

-Valle, valle. ¿Y si me llamas, en vez de escribirme llamas? ¿Tú no te sabes el teléfono ahora, el mío? Yo creo que si. Vale entones. A ver, ponme otra vez tu número ese porque fui a grabarte y se me borró antes de tú meter el segundo mensaje. Ponme otra vez ese numero. Que a mi me refleja aqui… Dime si es este: 611…

– Vale Por suerte estoy asegurado, solotengo un problema, ¿podrías ayudarme?

-Dime lo que necesitas, dime, porque yo ahora no te entiendo. Diez centavos, centavos, centavos. Y ponme el teléfono, que el teléfono es este, lo que ahora ya yo no lo grabé, pero te estoy viendo: 611 23 27 50 .

-He tomado prestado este teléfono hasta que mi teléfono sea reparado. El microfono y la camara no funcionan. Solo puedo usar whatsapp. Tengo que transferir tres pagos antes de las 23.00, pero como mi teléfono está roto no puedo acceder a mis archivos. ¿Me lo puedes transferir y te lo devuelvo mañana?

-½ ¿Y cómo te puedo transferir? Eso no sabemos hacerlo nosotros pacaque no estas trabajando vente paca y arreglas las cosas, que no estás en otra isla, que te tardas hasta acá solo una hora en venir, y te vas mañana. Que quiere que te diga? Yo no entiendo de esto. Voy a tomar nota de ese teléfono a ver. Y siempre tienes dos teléfonos en la mano y ahora tuviste que coger uno prestado, está bien. Vale, vale, ya tu me dirás, explícame, a ver qué son esos tres pagos, a ver qué tres pagos son, si son de poco dinero, si es de mucho dinero….

-Puedes ir al banco mañana.

-Explícame, que tu padre también está aquí, y le va a caer mal el bocadillo, explica a ver qué es lo que quieres, qué es lo que te transfiero. Yo no voy a ir al banco a hacer eso, yo no lo sé hacer, ¿vale? enamorado Papá te está llamando al teléfono que refleja, que me lo pusiste tú ahora, 611 23 27 50.

-Compré una computadora portátil y un teléfono.Te envío los datos de pago.

Es en este momento cuando al matrimonio se le ocurre marcar el teléfono habitual de su hijo, el que tenía antes de la supuesta rotura.

«Y mi hijo nos dijo: «A mí no se me ha roto el teléfono, cuelga, cuelga ese número y bloquéalo, que eso son estafas», concluye Esperanza.

«Cuando a una madre le dice que a su hijo le va algo mal, ella se preocupa y no piensa, ahí es donde está el timo, dónde está el enganche», dice el hijo. «Después le expliqué a mi madre: ‘Si me pasara algo de eso y no puedo ir a casa, yo te llamo, yo hablo contigo, tú vas a escuchar mi voz’. Por si le sucede otra vez».

Conforme a los criterios de

El proyecto de confianza

saber más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page