Más

El óxido de etileno, carcinógeno, forzó a la Unión Europea a retirar una cantidad enorme de alimentos

Múltiples lotes de semillas de sésamo importadas de India desencadenaron la primera ola de alertas.

En los últimos meses, ha sido bien difícil para muchas personas hallar comibles como semillas de sésamo español o hamburguesas francesas en la tienda. La razón es que muchos modelos, mucho más de 7.000 tipos, se han retirado del mercado europeo debido a la presencia de óxido de etileno, una substancia tóxica que es imposible emplear en alimentos. Por esta razón, el Sistema Europeo de Alerta Alimenticia (Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos-RASFF) registró 578 informes de 24 Estados miembros, incluida España, entre septiembre de 2020 y la fecha límite de redacción. Se difundieron 38 alarmas. Teniendo en cuenta la proporción de reportes y productos en cuestión, esto es una anomalía porque su gravedad recuerda al incidente del verano de 2017 cuando un pesticida contraindicado llamado fipronil se retiró del mercado en millones de huevos.

Este inconveniente se descubrió a fines de agosto de 2020 cuando las autoridades belgas descubrieron altos niveles de óxido de etileno en múltiples lotes de semillas de sésamo importadas de India. Confirmaron que se habían distribuido desde Bélgica a 33 países (incluidos 24 estados miembros de la UE) y, por ende, emitieron una observación a nivel europeo. De esta manera, los agentes interesados ​​(fabricantes, minoristas, etcétera.) pueden sacar sus productos del mercado. Dada la gravedad del inconveniente, la Comisión Europea se ha reunido con los coordinadores de crisis de cada Estado miembro para tomar urgentemente novedosas medidas específicas. Entre otras muchas cosas, se decidió centrarse en el control de las semillas de sésamo importadas de la India.

El problema surgió en agosto de 2020 cuando Bélgica encontró altos niveles de óxido de etileno en un sinnúmero de semillas de sésamo.

Esto puede explicar en parte el alarmante número de alarmas que se informan, lo que se explica además por visto que los productos de sésamo se utilizan como elementos en una amplia variedad de alimentos, desde hamburguesas hasta hummus. Como si fuera poco, el óxido de etileno también se encuentra en otros muchos modelos importados, no solo de India sino más bien también de otros países como China o Turquía: polvo de cilantro, pimienta negra, curry, espirulina, goma guar, goma de soja de acacia, lino. semillas, etcétera., producidas tanto de forma usual como ecológica, se usan normalmente para realizar helados, salsas, galletas, etc.

¿Qué es el óxido de etileno?

El óxido de etileno es un complejo que hay como gas a temperatura ambiente. En la industria química, se utiliza principalmente como materia prima para la fabricación de otros compuestos (especialmente etilenglicol, empleado como anticongelante en equipos de refrigeración). Asimismo se emplea como bactericida, especialmente en materiales sensibles al calor, como materiales médicos o recursos de laboratorio, puesto que puede matar microorganismos no deseados. Esto es posible por el hecho de que destroza el ADN y, por ende, representa una amenaza para la salud humana. Por tal razón, la utilización de alimentos está prohibido en la Unión Europea, incluyendo la agricultura (por servirnos de un ejemplo, protección de cultivos) y la conservación o procesamiento de alimentos.

Se utiliza como fungicida porque puede destruir microorganismos al eliminar su ADN. ¿Y por qué razón es perjudicial para la salud? ? ? ?

No obstante, en otros países como India se utiliza con determinada frecuencia y este incidente lo demuestra. No obstante, los alimentos de la UE importados de terceros países tienen que cumplir con la normativa europea. Para verificar esto, no solo se efectúan análisis y controles de documentos en las fronteras de la UE, sino la Comisión Europea también realiza auditorías periódicas en el país de origen. Según el último informe de auditoría de la India, el uso de óxido de etileno es relativamente nuevo en este país.

A lo largo de las últimas 2 décadas, las semillas de sésamo importadas de la India han sido rechazadas reiteradamente en la frontera de la UE gracias a la polución por salmonela. Para impedir el desarrollo de este patógeno, el desarrollador usó bromuro de metilo, que, no obstante, no pareció tener ningún efecto. Esto puede hacer que lo reemplacen con óxido de etileno, que es diez ocasiones más efectivo para prevenir el crecimiento de organismos nocivos como bacterias, mohos e insectos. A juzgar por las últimas advertencias dietéticas registradas en el sistema RASFF, semejan haber logrado remover la presencia de Salmonella así, pero a cambio el producto termina contaminado con trazas de este compuesto tóxico.

¿Cuáles son los peligros?

Los principales problemas médicos humana provocados por la utilización de óxido de etileno no tienen nada que ver con su ingestión, solo en el sitio de trabajo. En otras palabras, tienen la posibilidad de perjudicar a quienes usan el compuesto, como la gente que trabajan en la planta química que lo fabrica o transforma, o en la instalación de esterilización de abastecimientos médicos. En estas situaciones, los efectos adversos para la salud se tienen que eminentemente a la exposición accidental, eminentemente por inhalación, que dura un periodo prolongado (estimado en diez años o mucho más) y lleva a un mayor peligro de anomalías de la salud como leucemia y linfoma.

En relación a los alimentos, no es común en la Unión Europea entrar en contacto con este compuesto así mismo, puesto que su empleo no está autorizado. En comparación con las exposiciones ocupacionales, los alimentos contaminados asimismo son parcialmente bajos con estas observaciones, etcétera. Esto se debe principalmente al hecho de que la mayor parte se evapora como gas transcurrido el tiempo.

La legislación europea establece el límite máximo de presencia de contaminantes. En el caso del sésamo, este valor límite para el óxido de etileno es de 0,05 mg / kg, que está en línea con el límite de detección en el análisis, lo que significa que el producto va a ser rechazado si se detecta y no se incluirá en la lista. . El contenido del primer informe de advertencia notificado por Bélgica en el mes de septiembre de 2020 fue de 186 mg / kg, que es 3.700 veces el límite legal, si bien el nivel encontrado en la mayoría de los productos está en el rango de 1 a 10 mg / kg kg.

¿Son peligrosas estas proporciones?

Cuando charlamos de compuestos tóxicos, normalmente nos referimos al popular dicho de Paracelso, “La dosis genera veneno”. Esto significa que la toxicidad del compuesto depende de la cantidad de nuestra exposición, con lo que prácticamente cualquier substancia puede ser perjudicial: desde el agua que tomamos hasta el oxígeno que respiramos (por poner un ejemplo, si ponemos 7 litros de agua en un recipiente para beber) en horas podemos perecer). En verdad, sin embargo, mantenemos la designación de “tóxicos” para las sustancias que pueden dañar nuestra salud incluso en dosis bajas, como el cianuro. Para la mayoría de estas substancias, la relación entre la dosis y los efectos secundarios es por norma general lineal. Esto significa que una cantidad muy pequeña de cianuro puede no afectarnos, pero cuanto mucho más incrementa la dosis, más damnificados nos volvemos.

Sin embargo, algunas substancias, como el óxido de etileno, son cancerígenas y mutagénicas. Esto quiere decir que no existe una dosis segura de exposición, ya que cualquier proporción de exposición puede ser perjudicial, en tanto que puede dañar el ADN y causar efectos no amigables (en este caso particular, el consumo está relacionado con el desarrollo de cáncer gástrico). Además de esto, la relación entre dosis y efecto no es lineal sino más bien exponencial, lo que significa que un pequeño aumento de la dosis se puede transformar en un aumento muy importante del efecto.

a ???? Hablando de compuestos tóxicos, se cita a Paracelso: â ???? La dosis hace al veneno -. ¿La toxicidad del compuesto es dependiente de cuánto estemos expuestos? ? ? ?

Por supuesto, hay que prestar atención a un matiz esencial. Esto no significa que una baja exposición pueda ocasionar cáncer inexorablemente. Es viable, pero poco probable, porque ocurre cuando entramos en contacto en pequeñas proporciones con otras substancias que asimismo son cancerígenas, como el tabaco, los rayos ultravioleta del sol, el alcohol, la carne procesada o la cantidad utilizada para cocinar y asar. aparece – anillo de carne con hidrocarburos aromáticos. Por tal razón, es posible (pero poco probable) que tengamos cáncer de pulmón con un solo cigarro en nuestra vida, o melanoma en una tarde sin asegurador del sol, pero cada vez que ocurra esta situación, esta situación empeorará.

Para resumir, no hay una ingesta soportable de óxido de etileno. Esto complica la evaluación de peligros, que es fundamental para tomar decisiones sobre seguridad alimenticia (p. Ej., Al gestionar alertas alimenticias). En estas situaciones, se hace una estimación del rango de dosis en el que es mucho más posible que el compuesto genere efectos secundarios pequeños pero significativos (dosis inicial o DMO). Desde ahí, tener en consideración el límite inferior de seguridad (BMDL10), esto es, la evolución de la respuesta (la aparición de esta perturbación) puede ser estadísticamente inferior al 10% de la dosis. Compare esto con la exposición dietética a la substancia para conocer el nivel de exposición y entender el “riesgo de higiene” para que se logren tomar resoluciones de manejo y acciones para minimizar estos riesgos.

Por servirnos de un ejemplo, existe indudablemente una potencial toxicidad genética y compuestos cancerígenos en alimentos como la acrilamida, que se produce naturalmente cuando tostamos demasiado pan o freímos patatas hasta el momento en que el color se obscurece. En estas situaciones, el límite inferior del peligro de lesión se determina a fin de que pueda utilizarse como regla en la industria alimenticia para la preparación de estos alimentos. Asimismo se recomienda no hornear demasiado el pan ni freír las patatas.

El óxido de etileno no es un contaminante aleatorio e ineludible, se agrega a propósito. La evaluación de peligros se apoya en la concentración encontrada en el producto contaminado y deja, dadas las ingestas de alimentos normales, determinar el “nivel de peligro higiénico” O sea grave (en lo relativo a la gestión de alarmas) [al menos según las cifras manejadas por los Países Bajos, donde dicha evaluación se hizo pública]Por tanto, se decidió retirar instantaneamente los modelos damnificados.

En España, la Agencia De españa de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha publicado varios avisos informativos en su página web desde noviembre del año pasado para potenciar esta situación. Aseguraron que se están tomando todas las medidas para retirar del mercado los productos que contienen elementos contaminados con el fin de eludir posibles peligros para la salud asociados a su eventual comercialización (en ciertos casos fueron rechazados en la frontera).


Miguel A. Lurueña (@gominolasdpetro(www.gominolasdepetroleo.com).

Alimentando con ciencia Es la parte sobre nutrición que se apoya en evidencias científicas y entendimientos comprobados por expertos. Comer es más que un exitación y una necesidad: la dieta y los hábitos alimentarios son hoy los componentes de salud pública que mejor nos asisten a impedir muchas anomalías de la salud, desde muchos cánceres hasta la diabetes. Dietistas: un equipo de dietistas nos va a ayudar a entender mejor la importancia de la dieta y usará la ciencia para romper el mito que hace que comamos mal.


Puedes continuar Cosa a Facebook, Gorjeo electronicamente Instagram, O suscríbete aquí para recibir Nuestro boletín semanal.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page