Actualidad

El pediatra aconseja no viajar con niños menores de 5 años debido al reciente resurgimiento de Kovid-19.

La prevalencia de la infección por COVID-19 se ha observado en todas las edades, pero después del grupo de edad de 20 a 29 años, los que tienen entre 15 y 19 años son los más afectados.

Esto se deriva del informe de observación COVID-19, que analiza bioestadísticas a diario. Rafael ErizariLo cual concuerda con la experiencia clínica de los pediatras que confirman que en la mayoría de estos casos no se requiere hospitalización sino aislamiento y al menos una semana de reposo en casa.

Por ???? Rango â ???? a ???? La (tasa de infección) más alta que he visto en mi consultorio es entre las edades de 16 y 21, aunque también hay (casos) en niños pequeños, – dijo el pediatra. Gerardo Tosca, Quien comentó haber visto casos positivos tanto para COVID-19 como para influenza al mismo tiempo.

Sin embargo, el mayor peligro está en los niños menores de cinco años que aún no han sido vacunados contra el virus. Por ello, los pediatras encuestados coinciden en que este no es el momento para que los menores se vayan al extranjero.

Piense en viajar a cualquier lugar, especialmente con niños menores de cinco años. El neumólogo pediátrico dice que no tienen forma de protegerse porque no han sido vacunados y tienen problemas para mantener puesta la mascarilla. Pedraza del Señor, Quien comentó que la excepción sería viajar por una emergencia.

Un examen médico, dijo, determinaría si el menor era elegible para el examen. El problema es que muchas personas presentan síntomas asintomáticos o anormales, como vómitos y diarrea, que pueden confundirse con otras afecciones.

Si se confirma un caso, dijo. Tosca, las personas que viven juntas tienen que esperar siete días antes de la prueba si no presentan síntomas. Luego, argumentó, deberían haber evitado salir. Si tienen síntomas, deben examinarse rápidamente.

«Las personas que no tienen una vacuna de refuerzo o que han sido vacunadas no pueden viajar, especialmente con niños menores de cinco años», dijo.

Para proteger a esta población, que aún no está vacunada, el especialista en enfermedades infecciosas pediátricas, el Dr. Sonnet Torres La unidad familiar que vive con el menor debe estar completamente vacunada con una tercera dosis de refuerzo o vacuna.

• Si el niño tiene fiebre que dura más de 48 horas, vomita, no puede tolerar medicamentos o líquidos y tiene miedo de deshidratarse, entonces debe ir a la sala de emergencias. Incluso con dificultad para respirar, como B. respiración rápida o congestión nasal. De lo contrario, la gerencia (paciente) está llamando a su pediatra a su casa, dijo Torres.

Agregó que debido a la cantidad de personas que necesitarían pruebas para detectar el virus, las pruebas de antígenos ciertamente serían suficientes para el tratamiento confirmado. Porque otros, como los pacientes oncológicos o los menores que necesitan cirugía, tienen que pasar por pruebas de diagnóstico molecular.

Para evitar que personas infectadas o sospechosas salgan de sus hogares, Torres comentó que deberían considerar utilizar un servicio de telemedicina. El tratamiento con anticuerpos monoclonales, que ya han sido aprobados a nivel pediátrico, solo es posible si lo respalda.

Según los pediatras Ricardo FontanetDesde el 15 de diciembre se ha incrementado el número de casos que involucran a pacientes pediátricos, adultos vacunados y empoderamiento.

কে Los casos que vi no tuvieron complicaciones. Ninguno de mis pacientes fue hospitalizado, pero puedo ver un aumento en los niños menores de cinco años «, dijo.

Las señales de luz que muestran Estos incluyen congestión nasal, estornudos, tos, diarrea, vómitos, dolor de garganta, dolor de oído y, en algunos casos, fiebre, especialmente en adolescentes. Las posibles complicaciones incluyen vómitos y diarrea persistentes, que impiden que el bebé coma.

Cuando se encontraron casos positivos de influenza, Fontanet pidió a las personas que también se vacunen contra este otro virus.

Médico Carmen suárez, Presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría, advirtió que la variante Omicron aún presenta síntomas leves en personas infectadas, pero esa cifra podría cambiar.

«Cuantas más personas se infecten, más complicaciones habrá», dijo, y agregó que recientemente se había enterado de un caso pediátrico que requirió hospitalización. Recordó que estas vacunas son menos efectivas con el tiempo, por lo que se necesita con urgencia un refuerzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page