El PNV denuncia nuevas pintadas en sus sedes de Elorrio, en la imagen, y Ondarroa y pide que cese “la campaña de acoso y amenaza”.PNV / Europa Press

El PNV cree que Sortu —el principal partido de la coalición EHBildu, y heredero de HB— avala la campaña de insultos de sus juventudes, Ernai, contra la Ertzaintza y el PNV. El presidente del Partido Nacionalista, Andoni Ortuzar, ha criticado este lunes que es incompatible el papel que juega EH Bildu a “ser la izquierda alternativa y sumisos a Pedro Sánchez en Madrid, con ser el partido antisistema en Euskadi”. Ortuzar ha criticado la proliferación de insultos con la firma de Ernai, muchos de ellos en carteles o pintadas y sabotajes en las sedes sociales del PNV en Bizkaia, en las que llaman a los agentes “perros” y “psicópatas” y al PNV le acusan de “fascista”.

El departamento de Seguridad vasco ha abierto diligencias de investigación por un “presunto delito de odio” sobre esa campaña. Algunos de los carteles tachan a los policías de “psicópatas” y se recupera el apelativo de “perros” y “zipaios” [una referencia despectiva a los soldados indios que se unieron a las fuerzas británicas] con que se insultaba a los miembros de la policía vasca en los tiempos en los que estaba operativa la pelea callejera. En algunas de estas pintadas se pide la “vacuna de la rabia para la “zipaiada” y junto a las inscripciones figuran bozales y correas de perros.

Si la tensión entre la izquierda abertzale y el PNV ha ido subiendo enteros, también en el Parlamento vasco, la campaña de las juventudes de la izquierda abertzale ha desatado un enfrentamiento total. “La izquierda abertzale controla al cien por cien” todo el movimiento, ha dicho Ortuzar. El consejero de Interior, Josu Erkoreka, se ha preguntado en las redes sociales “hasta qué punto está apostando” la izquierda abertzale “por regresar a etapas ya superadas. Erkoreka ha puesto el ejemplo de localidades de Bizkaia como Urduliz, Bilbao, Galdakao, Bedia, Lemoa, Elorrio y Ondarroa como “lugares en los que Ernai vuelca su odio hacia la Ertzaintza”, en una “campaña de hostigamiento inaceptable y reprobable que recuerda al pasado”. El pasado viernes Erkoreka ya protestó en el parlamento vasco con uno de los carteles de Ernai en la mano en el que se podía leer: “Todos odiamos a la Ertzaintza”. Pero el fin de semana ha ido a peor con nuevas pintadas y ataques a sedes.

El PNV ha denunciado diversos asaltos y sabotajes en las sedes sociales del PNV en Lemoa, Bedia, Casco Viejo de Bilbao, Mungia y en la Sabin Etxea, Elorrio y Ondarroa. En estas pintadas, varios desconocidos llaman “fascista” al PNV y piden a sus dirigentes que “aten a sus perros”. En declaraciones a la emisora pública Radio Euskadi, Ortuzar se ha mostrado comprensivo ante la posibilidad de que “en todas las casas puede haber gente que tenga menos de dos dedos de frente”, pero lo que le parece injustificable es que “cuando la organización (Ernai) lo hace suyo (los ataques a batzoki [sedes sociales del PNV]), lo sube a las redes y le pone música, es difícilmente compatible con ser una alternativa”, ha indicado.

Para Ortuzar, “lo que le pasa a la izquierda abertzale es que dentro tienen lío, hay contestación. Ortuzar ha solicitado el cese “inmediato” de unas actuaciones que ve “organizadas y colectivas”. “Las juventudes de Sortu están partidas en tres cachos”, ha analizado Ortuzar. “¿Cómo quiere la rama oficial demostrar que sigue siendo vanguardia? Zumbando al PNV. Es lo triste: para esconder sus contradicciones, el pararrayos es zumbarle al PNV, y el PNV está cansado de esto”, ha advertido.

El PNV denunció hace unos días que Bildu respondió con un “me gusta” a un vídeo de un sabotaje de Ernai en Algorta. El sindicato de la Ertzaintza, Er.NE, ya interpuso una denuncia por odio tras los insultos contra el policía vasco que falleció en el Urumea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page