Actualidad

En Guánica y Yauco están preocupados por las viviendas aún afectadas por los seismos ante la legada de Fiona

Los pasados ​​cinco años han sido particularmente difíciles para los municipios del área sur que tras el huracán María se enfrentaron al impacto de varios terremotos, daños que siguen presentes en las viviendas de cientos de familias que â € «a dos años de este último suceso- no han podido reparar sus residencias, Confirmaron los alcaldes de Guánica y Yauco, Ismael «Titi» Rodríguez j Ángel Luis Torresrespetuoso.

Esta es, más precisamente, una de las principales preocupaciones de ambos ejecutivos municipales. En Yauco cuenta con 300 familias -la mayoría de estos son adultos mayores-, cuyas viviendas aún necesitan reparaciones. Mientras, otras 35 familias de la comunidad Cié nega del barrio Barinas -y que actualmente viven en módulos de maderassiguen a la espera de un nuevo hogar tras los terremotos.

«Nosotros, como Municipio, ya comenzamos la construcción de cinco viviendas. It un process que tarda porque es a través de administración, asà que mi llamado al Estado es que a través de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) les Permita a los municipios access to los fondos de emergencia para ayudar a estas familias, porque estas familias no califican para ningún proyecto federal porque no son los titulares de los terrenosâ €, expuso Torres en referencia a los vecinos de la comunidad Ciánaga.

Torres explicó que este martes, justo en el quinto aniversario del Huracán María, se anunció la firma de un consorcio entre los Municipios de la región y la Secretaría de Vivienda para agilizar esa ayuda de reparación de viviendas.

«Los daños que no tienen son estructurales, pero son casas en cemento que presentan grietas en ventanas, puertas y por eso es importante agilizar este consorcio para ya salir de esto».expresó Torres.

De las 87 casas que se han declarado habitables en Yauco, quedan ocho por demoler.

El Municipio de Yauco tiene un solo Refugio en el Barrio Almácigo Bajo, de donde 13 Refugiados que llegaron el sábado en la noche por vivir en áreas propensas a inundaciones. Entre las áreas que le preocupan ante la magnitud de lluvia que se espera como consecuencias del paso del huracán Fiona, también le preocupan las comunidades de la Barriada Galarza, calle Santo Domingo, Sector Paso Hondo de Quebrada y el valle de Barinas Bajo.

En ese momento, el único reporte de accidente fue uno con tendido elà ctrico en el suelo en el barrio Collores en la PR-371.

En el caso del Municipio de Guánica, el panorama es similar. Al igual que ocurre en Yauco, familias siguen viviendo en residencias que sufrieron daños menores y medianos como consecuencia de los terremotos.

«Esa es una de nuestras preocupaciones y hemos hecho el llamado de que, yes no se sintieron seguros en esas viviendas, que lo mejor es irse con familiares or move a un refugio».Sea±al Rodríguez.

El alcalde no pudo especificar cuántas personas siguen viviendo en residencias con daños estructurales, pero confirma que unas 300 residencias deshabitadas aún no han podido ser demolidas.

«Somos un pueblo que está lastimado por lo que son los terremotos y huracanes anteriores y esa es una de nuestras sospechas. Pero, también somos un pueblo resiliente y esas experiencias nos han enseñado.Sea±al Rodríguez.

Sobre la PR-333, una de las vías que más resultó impactada durante los terremotos de 2020, causa su cierre por meses, Rodríguez dijo: “Estamos bastante preocupados, ya que con este paso lento de la tormenta o huracán Wenn toca nuestra área, Aparamente vamos a recibir mucha lluvia y eso va a crear bastantes inundaciones en nuestro pueblo”.

Esta carretera es la que da paso a varias playas, between estas, la playa Ballena, between Yauco y Guayanilla, hasta donde llegó la Policía con la intención de sacar del agua a varios surfistas que retaban las inclemencias del mar.

«Este es el Negociado de la Policía de Puerto Rico. Si ha oído hablar de un evento atmosférico para esta área. Le solicitamos que tomen todas las medidas cautelares necesarias y por su seguridad levadura toda el áreaâ€fue el sonido grabado que emitieron desde la patrulla la Policía.

Hasta el momento, el Municipio cuenta con un refugio en la escuela María Teresa McDougal, en el centro del pueblo, desde donde hoy están instaladas 22 personas. No obstante, se prevé que también se podrá habilitar otro espacio para recibir a más personas, donde se ubica la escuela Agripina Seda. Alla fueron ubicados unos módulos que, dijo, son resistentes a vientos de 160 millas.

Dijo que le preocupa la barriada Esperanza y el área de Vista Mar, ambas propensas a inundaciones.

«Veo que mucha gente se ha ido con sus familiares. Vimos que han recogido los vehículos y todo lo demás, asà que por esa parte estamos un poco más tranquilos, pero seguimos haciendo el llamado de que no esperamos a lo último, porque aparamente viene mucha lluviaâ €Expresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

You cannot copy content of this page