El gobierno de ESPAÑA pasará la responsabilidad de las restricciones del coronavirus a las 17 regiones autónomas del país cuando expire el estado de alarma la próxima semana, dijo el martes la viceprimera ministra Carmen Calvo.

El decreto de emergencia introducido en octubre pasado para proporcionar un marco legal con el fin de imponer medidas estrictas del COVID-19, expira el domingo.

Después de eso, las autoridades regionales podrán establecer toques de queda e imponer restricciones fronterizas o cierres municipales si buscan el permiso de los tribunales locales, dijo Calvo.

“Las regiones pueden justificar, argumentar, proponer medidas a los tribunales sobre toques de queda o cierres que limitan derechos y libertades, pero necesitan una autorización judicial”, dijo en una conferencia de prensa el martes.

Los gobiernos regionales pueden utilizar una ley de salud pública de 1986 como base para las restricciones al coronavirus, ya que les permite adoptar “las medidas que consideren necesarias” para controlar las enfermedades transmisibles, pero que pueden ser impugnadas en los tribunales locales.

Si un tribunal local rechaza la imposición de medidas propuestas por un gobierno regional, podría apelar al Tribunal Supremo, que luego sentaría precedentes aplicables a todas las regiones.

Algunas regiones con altos índices de contagio, como País Vasco, Galicia, Castilla y León y Castilla-La Mancha, ya han presionado al Gobierno central para que amplíe el Estado de Alarma para que sigan teniendo la autoridad para imponer restricciones a la circulación.

Aún no está claro qué medidas decidirá imponer cada región una vez que se levante el estado de alarma.

LEER TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page