Más

Estados Unidos permitirá a la población vacunada prescindir de la mascarilla incluso en interiores | Sociedad

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han anunciado este jueves que todas aquellas personas que hayan completado el proceso de vacunación contra la covid podrán prescindir de la mascarilla tanto en exteriores como en lugares cerrados, y no tendrán que guardar la distancia de seguridad, incluso cuando se encuentren entre multitudes. La decisión ha sido anunciada esta tarde por el CDC (Centro de Prevención y Control de Enfermedades, en sus siglas en inglés), un organismo que había sido ampliamente criticado por ser demasiado cauto a la hora de actualizar las restricciones respecto al uso del cubrebocas. Pero el descenso de los casos de coronavirus y el avance de la campaña de vacunación (más de 117 millones de estadounidenses han recibido la pauta completa) han llevado a relajar el uso de las mascarillas para quienes han culminado el proceso de inmunización.

Según ha declarado este jueves Rochelle Walensky, directora del CDC, “ha quedado probado que las vacunas son eficientes, que funcionan”, por lo que ha anunciado un relajamiento de las restricciones para todos aquellos que hayan completado la vacunación, una vez que hayan pasado dos semanas desde la inoculación de la última dosis.

No obstante, el cubrebocas seguirá siendo obligatorio en lugares como autobuses, aviones, hospitales, prisiones y centros para personas sin hogar, pero se relajan las limitaciones para los colegios y los centros de trabajo.

Poco antes del anuncio del CDC, el presidente Joe Biden había declarado que esperaba que más del 70% de la población adulta estadounidense hubiera recibido ya al menos una dosis de la vacuna antes del 4 de julio, una fecha simbólica (es el Día de la Independencia en EE UU) para un retorno “a la normalidad”.

Más información

Una de las principales razones por las que se ha decidido rebajar el uso de la mascarilla, símbolo de la pandemia, es animar a todos aquellos que siguen sin vacunarse a que lo hagan, dado los beneficios de hacerlo tanto para su propia salud como para poder prescindir de la mascarilla o la distancia de seguridad. Hasta la fecha, 154 millones de norteamericanos, más del 46% del total de la población, han recibido al menos una dosis de la vacuna contra la covid 19 y más de 117 millones han completado la pauta (dos dosis, en el caso de las de doble inoculación, o una, si han recibido la monodosis de Janssen).

La nueva política anunciada por el CDC llega cuando Estados Unidos ha pisado el acelerador para volver a la normalidad tras una agresiva campaña de vacunación que está dando resultados. La doctora Walensky anunció que desde el miércoles por la noche la vacuna de Pfizer había sido autorizada para administrarla a niños a partir de los 12 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page