Pangos finta ante Davies.Rodolfo Molina / Euroliga de baloncesto a través de Getty

El Barça se llevó un sofocón y claudicó ante los estragos que le causaron sus viejos amigos Kevin Pangos en la cancha y Xavi Pascual desde la sala de mandos del Zenit. Se sabía que la clave del éxito del sorprendente equipo de San Petersburgo, último clasificado cuando se canceló la pasada temporada y aupado ahora a los cuartos de final, estribaba esencialmente en la dirección y en la pegada del base canadiense.

Por más que Jasikevicius preparase el antídoto, el inicio de partido del jugador que vistió de azulgrana durante dos temporadas marcó la pauta y resultó devastador para el Barcelona. Sumó nueve asistencias y 19 puntos, ocho en los seis primeros minutos. Y movió también decisivamente los hilos en casi todos los ataques de su equipo. Sufrió Calathes y sufrió Hanga cuando tomó el relevo en el intento de frenar a Pangos y organizar el juego del Barça. El Zenit aceleró desde el primer instante (12-18) y solo bajó el pistón cuando Pascual dio un respiro a Pangos y los pívots del Barça enlazaron tres triples. El empate a 21 del primer cuarto, lejos de marcar un punto de inflexión, solo supuso el inicio de un segundo vendaval ruso todavía más devastador. El ala-pívot Poythress, el escolta Bily Baron y de nuevo Pangos martirizaron al Barça también a base de triples. La diferencia subió como la espuma hasta los 17 puntos (29-46).

El Barça estaba tan destemplado que no acertaba ni a un palmo del aro. Acabó el primer tiempo con un pobre 28% de acierto en tiros de dos. El Zenit cuidaba mejor el balón. El Barça no robó ni uno solo y perdió siete. Pocas veces se había visto tan vulnerable —48 puntos recibidos en ese primer tiempo—, desamparado y hasta desesperado al equipo de Jasikevicius, sin ideas, apenas sostenido por Higgins, huérfano de la habitual producción de Mirotic. El entrenador lituano cortó por lo sano, con una decisión arriesgada. Asignó a un ala-pívot como Claver el marcaje de Pangos. Le salió bien. El canadiense empezó a sentirse más incómodo. El Barça, con la energía de Davies, la mejora de Mirotic y algún triple de Kuric estabilizó la situación (51-53). Pero el Zenit no dio su brazo a torcer. Emergió el carácter, la experiencia y la puntería de Rivers, que volvió a aumentar ligeramente la diferencia (54-61). El equipo de Pascual no se arrugó, a pesar de que Gudaitis se lesionó cuando faltaban cinco minutos. Su baja se añadía a la del polaco Ponitka.

Higgins empató el partido a 68 cuando faltaban dos minutos. Y Davies, el jugador sobre el que pivotó el ataque azulgrana durante el tramo final, puso por delante a su equipo (72-71). Quedaba un minuto, pero si ya antes Pangos había anotado un triple escalofriante, Rivers volvió a ratificar su puntería y su sangre fría para poner el 72-74. Empató Davies gracias a un rebote ofensivo. El último ataque del Zenit acabó con un uno contra uno de Pangos contra Davies. El canadiense no perdonó la estocada: 74-76. Quedaban 10 segundos, pero la última acción acabó con un triple fallado por Higgins. Pangos y Pascual reinaron en su antigua casa y asestaron un golpe asombroso.

Barcelona, ​​74; Zenit, 76

Barça: Calathes (8), Higgins (15), Abrines (2), Mirotic (10), Pau Gasol (3) –equipo inicial-; Davies (18), Westermann (0), Hanga (2), Smits (0), Oriola (0), Kuric (12) y Claver (4).

Zenit San Petersburgo: Pangos (19), Hollins (8), Rivers (11), Will Thomas (12), Gudaitis (5) –equipo inicial-; Zakharov (0), Baron (6), Khvostov (2), Zubkov (6), Poythress (4) y Black (3).

Parciales: 21-21, 13-27, 20-13 y 20-15.

Árbitros: Lottermoser, Mogulkoc y Nedovic.

Palau Blaugrana. A puerta cerrada. Primer partido de la eliminatoria de cuartos de final.

Playoff de cuartos de final

Al mejor de cinco partidos

Primer partido

Barça, 74; Zenit, 76

CSKA, 92; Fenerbahce, 76

Anatolia, 90; Madrid, 63

Milán, 79; Bayern, 78

Segundo partido

Anadolu-Madrid (día 22, 19.00)

Milán-Bayern (día 22, 20.45)

CSKA-Fenerbahçe (día 23, 19.00)

Barça-Zenit (jornada 23, 21.00 horas)

Comprar tumba El CSKA Fenerbahce

El acelerón del CSKA de Moscú en el último cuarto (28-10) le dio la primera victoria ante el Fenerbahçe (92-76), que acudió a Moscú con las bajas de Vesely, Pierre y Ulanovas. El equipo turco mantuvo las espadas en alto hasta ese último asalto al que llegó con ventaja (64-66) gracias a la espléndida actuación del base francés Nando De Colo, autor de 27 puntos.

El CSKA ha perdido definitivamente a Mike James, que jugará el último tramo de la temporada en la NBA con Brooklyn Nets. Es una sensible pérdida para la Euroliga. El base estadounidense era el segundo máximo anotador de la competición, con una media de 19,3 puntos, solo superado por el ruso del Khimki Alexey Shved. James, de 30 años, tuvo diferencias con el entrenador Dimitris Itoudis y fue apartado del equipo durante las últimas semanas. Regresa a la NBA donde ya jugó, aunque solo 36 partidos en total, con Phoenix Suns y Nueva Orleans en la temporada 2017-2018. En Europa, jugó con el Hapoel Galil, el Omegna italiano, el Rodou griego, el Baskonia, el Panathinaikos, el Milán y el CSKA.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Gorjeo, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page