España

Explicación: entra en vigor la ley española de eutanasia

El viernes entró en vigor una nueva ley de eutanasia, que convierte a España en el cuarto país de la Unión Europea en legalizar la eutanasia.

El Parlamento finalmente aprobó el 18 de marzo el proyecto de ley que permitiría a las personas que padecen enfermedades «graves e incurables» o «crónicas o incapaces de actuar» que causan «un dolor insoportable» solicitar la eutanasia.

Esta ley, que entró en vigor el viernes 24 de junio, es calificada de «imprescindible» por los partidos de izquierda y de centro que la apoyan.

Esto convierte a España en el cuarto país de Europa, junto con los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo, en despenalizar el suicidio asistido.

Antes de que los pacientes puedan optar por poner fin a su propia vida, se deben cumplir condiciones estrictas, como ser ciudadanos españoles o residentes legales y tener «plena comprensión y conciencia» al momento de solicitar una cirugía.

La solicitud de final de vida debe presentarse dos veces, con 15 días de diferencia y aprobada por el segundo médico y el organismo evaluador.

Si la solicitud no cumple con los criterios prescritos, la solicitud puede ser rechazada.

Los españoles tienen la cuarta esperanza de vida más alta del mundo y votaron en una encuesta de 2019 para legalizar la práctica.

Javier Bardem ganó un Oscar por «Inside the Deep».

¿Qué permite la nueva ley de eutanasia?

La eutanasia permitirá la muerte de adultos que padecen «enfermedades graves e incurables» o «enfermedades graves, crónicas e invalidantes» que menoscaban la autonomía y provocan «dolores físicos o psicológicos persistentes e insoportables».

¿Quién puede solicitar la eutanasia?

Puede utilizarlo cualquier persona con nacionalidad española o residente legal en España. Los solicitantes también deben ser mayores de edad y estar «completos». Si el solicitante cambia de opinión, puede retirar su solicitud en cualquier momento.

Además, los pacientes deben tener acceso a toda la información médica y comprender todas las alternativas y tratamientos. Debe completar dos formularios dentro de los 15 días, dar su consentimiento y el médico debe certificar que el paciente tiene una enfermedad grave e incurable o una enfermedad grave, crónica e incapacitante.

Establecer

Una vez que el paciente presenta su deseo de muerte, el médico tiene 10 días para decidir si aprueba la solicitud. Para regularlo, cada Comunidad Autónoma contará con un Comité de Evaluación y Seguimiento que realizará la primera revisión y luego la segunda revisión.

Este proceso se puede realizar en el hospital o en casa.

Si el paciente desea ser sacrificado, el médico tratante lo acompañará hasta su muerte.

Si, por el contrario, el paciente desea presenciar el suicidio, se le autoadministra la sustancia y se le observa hasta la muerte.

Si el paciente no puede solicitar la eutanasia debido a su discapacidad, pero puede expresar su voluntad por escrito, el familiar puede asistirlo como representante legal.

Funciones especiales y excepciones

Si el médico considera que la esperanza de vida del paciente es insuficiente para completar todo el proceso, puede acelerar la solicitud.

En ningún caso se podrá realizar la eutanasia a menores y sus padres no podrán solicitar la eutanasia de sus hijos.

La ley establece que los profesionales de la salud «tienen derecho a no cumplir con los requisitos y a tomar medidas incompatibles con sus propias creencias prescritas legalmente».

sigue leyendo

Opinión: Con la eutanasia legal en España, ¿cómo podemos proteger a las personas más vulnerables de la sociedad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page