Actualidad

Exponents los retos ante la marcada reducción poblacional en Puerto Rico

En las Primeras dos dé cadas del siglo 21, Puerto Rico perdió 700.000 casos residentes, lo que representa el 18,3% de la población, o una quinta parte de los casos. Las repercusiones de ese dramático cambio, sin embargo, aún no han sido motivo de análisis por el gobierno.

A grandes rasgos, ese fue el panorama que la demógrafa judith rodriguez ofrecido durante una Ponencia sobre la Crisis Demográfica en Puerto Rico, como parte de las celebraciones del 55 aniversario del Programa de Demografía de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Mé dicas de la Universidad de Puerto Rico.

Rodríguez explicó originalmente si pensaba que la disminución de la población era de 542.936 habitantes o un 13,8%. Resaltó, no obstante, que, durante una revisión reciente, el Negociado Federal del Censo informa que en los datos del censo de 2010 y 2020, si había sobrecontado. Considerando que la población del 2000 con 3.808.610 habitantes y 2020 de 3.111.209 con Los Nuevos números, en Esos 20 años la Merma, es de 697.401 personas.

Rodríguez advirtió que la reducción constituye una «crisis», definida por la Real Academia España ola como «un cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación», dijo. La población de 2020, destaca, si se asemeja a la que había en 1980 (3.196.520 personas).

«¿Qué le pasa a Puerto Rico? Hay dos caminos: o mejoramos o se agrava la situaciónâ€, planteó durante la actividad, sostenido en la semana recié n concluida y en la que recibió el reconocimiento “A la excelencia en la préctica de la disciplinaâ€. Rodríguez formó parte de la Graduanda des Programa de Demographía de primera clase en 1968.

“No hay la menor duda de que una pérdida tan significativa de la población, en un período de tan solo 20 años, preocupa e invita a una profunda reflexión por sus serias implicaciones en el orden económico y social del país”, agregó.

¿Qué factores contribuyen?

En su análisis sobre los factores que pueden haber contribuido a la merma, la demógrafa seña que, en 2005, cuando Dios es por terminada la Sección 936 del Código de Rentas Internas de Estados Unidos. A través de esta medida, se eximÃa del pago de contribuciones Federales a compañÃas que establecieran negocios en la isla.

En consecuencia, dijo, «se fue mucha gente con empleos muy buenos y remunerados». “Para mÃ, ahà comenzó un movimiento (de emigración) que fue agrandándose―, aà ± adió.

La declaración de quiebra del país, el azote de los huracanes de 2017, los terremotos de 2020 y la pandemia del COVID-19 son otros factores que, a su juicio, aceleraron el decrecimiento poblacional.

Las Consecuencias

Además de reducir el tamaón o de la población, la emigración ha mermado la cantidad de gente joven en edades productivas y de posible procreación, lo que contribuye al envejecimiento de la población, dijo Rodríguez.

Para atender el problema, sugirió que se crean políticas públicas que beneficien a personas jóvenes para evitar que emigren. También, debe estar sujeto a los Salarios para mejorar la calidad de vida y que sirvan de atractivo para el regreso de muchos, los que podrÃa ayudar a revertir los bajos niveles de natalidad.

Sobre la baja en nacimientos vivos, comenta que, mientras en el 2000 se registraron 59.460, se projecta que este año o cierre con unos 18.250, lo que, con unas 34.800 muertes, reflejaría y decrecimiento natural de -16.550. El año pasado, recordó, las muertes superaron for 13,923 los nacimientos vivos. Este fenóminus de más muertes que nacimientos, sostenido, se está reflejando desde el 2016.

«Hasta las adolescentes han reducido el tener hijos. It un fenóminus que se está atrevendo en todas las edadesâ €, apuntó, tras comentar que la baja en natalidad se ha estado reflejando desde 1998.

En 2010, la proporción de niñas adolescentes era del 17,1% y la tasa del 6,6%. Menos población, dijo, significa menos efectivos produciendo y consumiendo.

Sobre la población menor de 18 años, Rodríguez advierte que, en dos dé cadas si la Mitad la redujo a casos: de 1,092,101 en 2000 a 560,971 en 2020. La reducción poblacional, explicó, se ha notado específicamente en personas de 44 años o menos . De 45 o más, mientras tanto si nota un aumento, especialmente un Partir de los 65.

“Un cambio repentino en la estructura de la edad de la población coloca en riesgo nuestra viabilidad económica y de serviciosâ€, advirtió.

En el futuro

La experta anticipó que se proyecta que, en los próximos años, continúe la reducción poblacional. Para 2030, dijo, si estima que podrá tener 300.000 personas menos, para un total de 2.797.549 habitantes en la isla.

Como ejemplo, dijo que, en el sistema de educación pública, de knder a duodécimo grado, hubo una reducción de 16.105 estudios entre los años académicos 2019-20 y el 2020-21. La baja mayor se nota en los primeros grados (kids y primero). A nivel privado, dijo, también no existió, una merma significativa. En los últimos 10 años, la reducción fue de 64.898 alumnos. Esa reducción se notará marcadamente en los próximos años a nivel de los potenciales estudiantes de nuevo ingreso a la universidad.

«Atentar contra la educación es una locura. Esta realidad demográfica amerita un mayor análisis. Esto no se puede dejar asà en un letargoâ€, puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

You cannot copy content of this page