Anoche (1 de abril) se arrojó un artefacto explosivo en la oficina de Cartagena del partido de extrema izquierda Podemos y se pintaron consignas en las ventanas delanteras.

Figuras regionales y nacionales de Podemos han señalado con el dedo a los ultraderechistas por estar detrás del ataque.

Las cámaras de seguridad capturaron el incidente que vio en primer lugar la rotura de una ventana.

El dispositivo cóctel Molotov siguió inmediatamente después provocando un incendio que destruyó algunos muebles de oficina.

En las ventanas también se mancharon consignas anti-Podemos como ‘No al terrorismo de Estado’.

El miembro de la Asamblea Regional de Podemos, Javier Sánchez Serna, culpó del ataque a grupos de ‘ultraderecha’.

“Este incidente podría haber provocado lesiones humanas y no solo daños materiales”, agregó.

Fue el tercer atentado contra el edificio de Podemos en menos de un año y el metraje ha sido enviado a la Policía Nacional.

El líder nacional del partido, Pablo Iglesias, dijo: “El terrorismo callejero de la ultraderecha no nos intimidará mientras nos oponemos a la violencia para proteger la democracia y la justicia social”.

La alcaldesa socialista de Cartagena, Ana Belén Castejón, dijo: “Condeno que algo así atente contra la convivencia pacífica entre los cartageneros”.

“La intolerancia y el odio no deben tener cabida en la democracia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page