Deporte

F1 2021: Las dudas del «confundido» Ricciardo

Actualizado

26/05/2021 –
11:09

Ha sido uno de los grandes fichajes del último mercado y hasta él opinaba que puede ser campeón del mundo con McLaren, pero el rendimiento de Daniel Ricciardo no acaba de despuntar. Después de cinco citas, el australiano es octavo en el Mundial con sólo 24 puntos a 32 de su compañero, Lando Norris, que marcha tercero. Ha quedado tras el británico en cuatro de las cinco carreras y en Mónaco, una prueba con la que ganó con Red Bull, hasta fue doblado por el inglés (3º), cuyo buen hacer con un monoplaza mejorado con el motor Mercedes está dejando en evidencia al oceánico.

Quizá lo peor para el de Perth es que no se explica su bajón y malos resultados. «Probablemente, estoy más confundido que frustrado«, decía alarmado porque rodaba más de un segundo más lento que Norris. «Me gustaría decir que sólo es que no tengo confianza o que aún tengo que aprender del coche, pero no para un segundo. Hay que mirar con una mayor perspectiva porque me niego a creer que sea tan lento«, añadía respecto a Montecarlo, un circuito que le encanta.

El ‘aussie’ aún no sale de su asombro por lo vivido en el Principado. «Cuando cruzaba la meta en varios giros, me decía: ‘Esa fue una buena vuelta’ y luego veía que rodaba a 1.2 de Lando. Con lo que no hay respuestas todavía», admitía antes de darse varios días «para reflexionar». Entre otras cosas porque él mismo admite que ve algunos datos en la telemetría de Norris que no entiende.

McLaren estima que todo viene por su manera de guiar su vehículo. «Para pilotar rápido nuestro coche, ahora mismo, necesitas un estilo de conducción especial, que no es natural para Daniel. Por eso no es fácil para él hacer buenas vueltas y extraer el rendimiento. Tenemos que mantener la calma, seguir analizando todo, seguir aprendiendo para que se pueda adaptar porque el potencial, como se puede ver, está ahí», manifestaba Andreas Seidl, el jefe del equipo de Woking.

Nuevo chasis

Según algunas informaciones, McLaren ya le estaría preparando un nuevo chasis a toda prisa con el reto de llevarlo a Bakú para comprobar si con él mejora.

Mientras, Norris opinaba que el problema de Ricciardo es de adaptación. Le ve llegando, pero cree que Carlos Sainz tardó menos en habituarse. Daniel está bajo presión… y lo sabe.

Tabla de contenidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

You cannot copy content of this page