Úúltimamente, Sebastián Vettel está sorprendiendo a mucho con actos o iniciativas que pocos esperarían de él. Por ejemplo, su conciencia ecológica, demostrada en 2020.

El alemán está demostrando tener unos pensamientos que no siempre casan con los del resto y no tiene problema en mostrarlos o llevarlos a cabo. Ese fue el caso en Bahréin. Allí, el Gobierno local ofreció a todo el ‘paddock’ de la Fórmula 1 vacunarse contra el coronavirus. Al tener el test y el gran premio, daba tiempo a inocularse con las dos dosis. Prácticamente todos los componentes de la caravana mundialista aceptó el ofrecimiento de buen grado. Argumentaban que así daban seguridad a sus familias y, en general, a todo el mundo, al viajar tanto y evitar expandir el virus. Además, apelaban a que, de este modo, daban ejemplo a los indecisos sobre la valía de las vacunas.

Sin embargo, el tetracampeón del mundo se mostró contrario a someterse a ese proceso. En Imola dio sus razones. “Es una cuestión de principios. Recibí la oferta en Bahréin para ser vacunado, pero, deliberadamente, no lo hice porque no es mi turno todavía. Está por ver si mi vacuna ayuda a alguien que lo necesita más, pero es una cuestión de principios”, indicó en la televisión RTL.

El germano dio más detalles para apoyar esta decisión. “Hay mucha gente que quiere ser vacunada. Muchos de ellos están esperando. La gente más joven no tiene tanto riesgo como la gente más mayor. Seré vacunado, pero sólo cuando sea mi turno“, confesó Vettel, de 33 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page