Deporte

F1 2021: Un sandwich, un extintor, una llave inglesa, un tranva…

Fernando Alonso ya sabe lo que es abandonar por un taponamiento en los frenos. All por 2015 con McLaren en Espaa tuvo que dejar la carrera por algo muy similar a lo del pasado domingo en Bahrin con Alpine. Entonces fue la visera del casco de otro pilotos, de esas que se arrancan y se tiran segn se van ensuciando, lo mismo que le ocurri a Sirotkin con su Williams en Australia 2018. En Sakhir fue el envoltorio de un sandwich, que ya es mala suerte habiendo tan poca gente en la grada.

En todo caso, no es ni de lejos el motivo ms extrao por el que muchos pilotos han abandonado un Gran Premio de F1, y alguno es verdaderamente rocambolesco. Precisamente Fernando gan uno de los ms bizarros, el de Singapur 2008, la primera carrera nocturna de la historia y que cont con una triple racin: el accidente automovilístico de Nelsinho Piquet, que le cost una sancin posterior junto a Briatore y Symonds, y el histrico pit stop en el que Massa se llev entera la manguera por el pit lane. No abandon pero ah perdi la carrera y el Mundial.

Otro que sali tocado de esa parada anticipada en esa misma carrera fue Mark Webber, que tuvo que aparcar su Red Bull cuando cambiaba de marchas pero le entraban dos a la vez, la quinta y la sptima ni ms ni menos. «Nos dimos cuenta que un impulso elctrico instantneo dispar la vlvula que controla el cambio» explic Christian Horner. La interferencia al parecer vino de una lnea de tranvas que pasa por debajo de esa curva y la corriente esttica del que pasaba por all justo en ese momento en que Mark doblaba la curva, pas a travs del suelo.

Explot el extintor y el spray estababa a todas partes, en el volante y en mi visera, lo que significaba que no poda ver nada y termin en la grava

Olivier Panis (GP Francia 2004)

El precedente de la manguera de Massa lo tuvo en Christijan Albers, que calc un ao antes el movimiento en el GP de Francia. El holands fue prolfico en situaciones raras esa temporada ya que en el debut en Australia se sali de la pista cuando se le sali de la oreja el receptor de radio del equipo, enredndose en el cinturn de seguridad. Distrado mientras miraba a ver dnde estaba, fren 30 metros ms tarde en una curva y acab en la grava.

Aunque para sustos, el del Olvier Panis en 2004. El extintor que llevan los monoplazas explot en plena carrera, en la vuelta 17 y l mismo explica lo que ocurri: «El espray estaba a todas partes, en el volante y en mi visera, lo que significaba que no poda ver nada y termin en la grava», afirm el galo de Toyota.

No menos conocido fue otro susto, el de Stefan Johansson cuando atropell a un ciervo atravesando el circuito Osterreichring de Austria en 1987. El de McLaren salv la vida y el coche de milagro, como lo hizo Massa con aqul muelle desprendido del BAR de Barrichello en 2009 y que le golpe la ceja a travs del casco. En ambos casos fue en las sesiones previas a la carrera. En carrera s que se llev un trompazo Gerhard Berger …. una mini carrera a bordo de Ferrari de su compaero Alesi y justo en Italia en 1995. Fue contra la suspensin delantera y oper como un balazo, por lo que tuvo que abandonar lo que iba a ser un doblete rojo.

Encontrarse elementos inesperados es un clsico en estos sustos. El de Heidfeld en Brasil 2002 se lleva la palma, cuando el alemn trat de evitar el coche de seguridad parado en medio de la pista hasta que se abri la puerta del conductor…

Inesperado fue tambin para Herbert intentar pisar el acelerador y no poder hasta que se sali de pista en el GP de Italia 1998. Un mecnico se haba dejado una llave inglesa dentro de la cabina, empez a bailotear con el traqueteo del monoplaza hasta que se encaj donde no deba.

El adis ms absurdo puede ser el de Nigel Mansell en Canad 1991, carrera que haba dominado de cabo a rabo y donde se dedic a saludar en la ltima vuelta al pblico de Montreal. Tanto baj las revoluciones que acab calando el coche, aunque otras fuentes aseguran que mientras saludaba golpe accidentalmente el botn de ignicin (Newey). Piquet reconoci que casi no gana de la carcajada que le dio mientras pasaba al britnico en pista… «Es la victoria de la suerte sobre la estupidez», dijo el brasileo en la ltima victoria de su carrera deportiva.

En el final, dejamos un par de lo ms mundanos. Uno el de Laffite, que confundi el lquido para lentillas y se ech tanto jabn en los ojos que no pudo salir a disputar el GP de Estados Unidos en 1975. Increble en pilotos profesionales es tambin quedarse sin gasolina pese a los repetidos avisos del equipo. Le ocurri a Jean Alesi en Australia 1997.

Y todo sin olvidar el ms divertido. En Bahrin 2010 la F1 mostr la nueva era de las comunicaciones con el pobre Robert Kubica notando que un telfono mvil haba quedado suelto en la cabina de su Renault…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page