Unas horas después de ver cómo Lewis Hamilton perdía el liderato del de Pilotos y su escuadra el de Constructores en Mónaco, Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes AMG F1, avisa de que reclamarán ante los comisarios los alerones flexibles de Toro rojo en el próximo Gran Premio de Azerbaiyan (4-6 de junio).

“Si el limbo técnico de los alerones sigue en Bakú, con la ventaja que eso conlleva, iremos a los comisarios, y si no es suficiente, iremos a la Corte de Apelación Internacional. La FIA debe aclarar las cosas antes de Bakú. Si no, será un caos”, señalaba el austriaco en Sky Sports F1 tras la carrera.

“Preferiría haber acabado en tercer y séptimo lugar, que solo el séptimo (de Hamilton9, pero hay que encajarlo ( elgolpe) en la barbilla. Hoy perdimos un par de puntos, o algunos puntos más. Este es un campeonato largo, va a oscilar en ambos sentidos. Al final veremos en Abu Dhabi quién saca el morro por delante. Y eso es todo”, emplazaba sobre la última cita de la temporada,

La nueva directiva técnica de la FIA, que ha sido ya enviada a los equipos, designa pruebas de carga adicionales, a partir del 20 de junio (después GP del Francia), para evitar imágenes como las de Barcelona, en las que se apreciaba cómo varios coches (empezando por Red Bull, pero también otros como Alpine o Ferrari), cuyo alerón trasero cambia de posición (baja en plano principal) en las rectas, con la ganancia que ello supone en velocidad punta.

En el urbano de Bakú, la recta principal tiene 1,2 kilómetros de recorrido, y se prevén velocidades máximas, por encima de los 380 km/h, lo que podría ser un terreno ideal para el RB16B y no para el W12, que casi siempre es uno de los últimos de la parrilla en ese dato.

No hay tiempo para hacer piezas nuevas

El problema no tiene fácil solución, pues la FIA quiere dar margen a los equipos para que fabriquen nuevas piezas que pasen los nuevos test. Y de hecho, si siguen siendo dados por válidos por los comisarios en Azerbaiyán, como parece que sucederá, no hay una base legal para interponer una reclamación.

“Hemos analizado los alerones y creemos que el de Mercedes cumple con la normativa técnica. Pero no así el de Red Bull, pues su alerón trasero flecta más que lo que debería. Se ha declarado no conforme a las reglas, pero estamos en un vacío legal hasta Bakú. Nos mantenemos firmes en nuestra posición, pero es una ventaja para ellos”, advierte Wolff.

La derrota en Mónaco, sin alerones

Esto quiso dejar claro que el triunfo de Verstappen el domingo, no estaba relacionado en absoluto son el tema de las piezas flexibles. “Hoy no es día de hablar de alerones. Han ganado de forma justa aquí. El alerón no ha tenido nada que ver con el rendimiento de Red Bull hoy, han sido mejores y es lo que hay que llevarse. Enhorabuena para ellos“, reconocía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page