Actualidad

Francisco Martínez calificó las notas de Villarejo en la agenda que lo vinculaban con la “cocina” como “interrogantes” y “fábula”.

Poner cada día

El exministro del Interior resurgió ante la Audiencia Nacional, repitiendo que no conocía el plan de vigilancia de Luis Bárcenas hasta el momento en que lo vio en los medios.

Francisco Martínez compareció en el Congreso.

precursor en segundo El ministro del Interior, Francisco Martínez, ha rechazado la vericidad de las afirmaciones realizadas este lunes por el comisario retirado José Manuel Villarejo ante la Audiencia Nacional que lo vinculaban al negocio de la cocina.

La mención de Martínez en la agenda del Comisionado Villarejo motivó que el juez Manuel García Castellón lo retirara. El ex prominente funcionario del PP fue interrogado en hondura por el juez y fiscal anticorrupción sobre el contenido de la agenda de Villarejo y la noticia en su propio celular, y la policía intervino cuando registró su residencia.

De la misma en el comunicado anterior, Martínez se desvinculó de la actuación de Luis Bárcenas, exdirector financiero del PP, para evitar que revele información dañina al PP. Vino para asegurarse de que ” Como funciona la cocina Es una invención de la prensa. ”

El ex- Ministerio del Interior número 2 confirmó que la información revelada por “el asturiano” en noviembre de 2015 sobre la situacion se había “ampliado” e insistió en que no tuvo conocimiento del dispositivo solo a través de los medios.

Tras percibir su testimonio, el juez Manuel García Castellón aclaró que había notas en el períodico de Villarejo y que se había entregado a la policía mucho antes que se conociese la novedad. Y destacó que el contenido de esta información había sido verificado a posteriori en la situacion.

Martínez insistió en que las notas de Villarejo estaban repletas de “conjeturas, alegorías o medites” y exigió que no se dé ningún efecto judicial. En ese espíritu, aclaró que el comisionado subrayó que la disputa entre él y María Dolores de Cospedal jamás se había producido, o que había citado un viaje a Argentina en el que no había participado. También insistió en que la nueva agenda parecía “muy asombroso” en el mes de octubre de 2020, tres años tras el arresto de la jefatura de policía, e incluso dudaba de cuándo se implementarían esas agendas.

El excanciller aceptó que su relación con Villarejo era “desequilibrado” y tenía contactos afines con otros policías y admitió que se comunicó con él a través del correo de su mujer. A su juicio, por el hecho de que Villarejo lo dejó usar este canal por el hecho de que creyó que lo estaban vigilando.

Los estudiosos le pidieron a Martínez que encontrara un mensaje en su teléfono celular, que nunca antes había enviado, diciendo que estaba “tirando del techo” de la cúpula del PP en el marco de la cocina. El ex- prominente funcionario “habitual” dijo que escribió la carta por el hecho de que su sicólogo “le aconsejó” que escribiera sus pensamientos, pero no envió el mensaje a absolutamente nadie.

En lo que se refiere a su comunicación con otro prominente mando policial, Enrique García Castaño, quien participó en el operativo, dijo que siempre hablaban “en broma” refiriéndose a que había que entregarle algo de los documentos recibidos por Bárcenas. No hay orden judicial. “Podríamos charlar de una botella de tequila”, ha dicho. Por el contrario, como en la referencia a Villarejo, Martínez insistió en que García Castagno escribiera “Fantasía”.

Al final, negó comprender que Bárcenas estaba siendo observado en la cárcel y quitó importancia a la captura del conductor del ex- tesorero del Ministerio del Interior en el momento en que tenía 40 años como informante. Según Martínez, aprobó los exámenes físicos y teóricos sin anomalía.

Según norma

Plan de confianza

comprender mas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page