Por la mañana siguiente, Francisco Montero puso a Concha y Sierra al frente del caballo.

En el momento en que sale el sol se aproxima a la 1:30 p.m. – la celebración empieza a las 11 a.m. ? ? Y decepcionado. Francisco Montero se encontraba llevando a la práctica su quinto arte taurino en Céret por esta época, parecía haberse rendido y caminó enojado hacia la mesa para buscar la espada para matar. No podía aguantarlo mucho más.

Mucho más información

Entonces la audiencia explotó. Cansados ​​de actuar tan egoístamente por la falta de claridad, varias personas han comenzado a protestar, mientras que otras apoyaron los indiscutibles sacrificios del niño y lo animaron con cariñosos aplausos. Montero no ha podido eludir romper a plañir, ponerse inquieto y trabajar duro hasta el final. Pero es imposible. Tras seis policías y casi tres horas de cena, se encontraba vacío. Su accionar fue bastante y falló.

Y todo ello a pesar de que se considera una caza bien difícil o atrayente para el buey de múltiples manadas toristas. No quedaba nada verdaderamente extraordinario, todos mantuvieron su interés y dejaron que el joven matador se manifestara. Conque los aplaudí más o menos, y en el momento en que los sacaron a rastras, la afición se percató.

El más completo, pero asimismo el mucho más exigente, quizás el segundo, de Concha y Sierra. Un toro con barba, si bien todavía no tiene 4 años. ¡Qué sucio y serio es! La audiencia se puso de pie y aplaudió en el momento en que se fueron, y otra persona se despidió de ellos de camino al matadero. Cabalgando -y cortando bien- tropezó felizmente y obedeció bajo el peto, si bien prosiguió apretando o pulsando sus lomos.

En el último tercio mostró la casta y las que corresponden adversidades y excursiones. Asistió con entusiasmo a la asamblea del torero, pero esta persona, que había estado con vientos muy fuertes toda la mañana, no ha podido dejar de procurarlo.

La historia se repite, prácticamente se puede seguir, a diferencia de otras historias. Muy limitado en el arte, Montero invirtió coraje e intención, pero no fue bastante. Solo hubo algunos tiros medibles en el cuarto y quinto juego ganado por Capello, así como en el cuarto ejercicio y la exitosa carrera de la pitón derecha contra la noble Ionette. A propósito, la moneda francesa por último dominó 2 monedas, en tanto que al principio un sombrero parecía sustituir al dueño inválido de Saltillo, y asimismo se revisó la peor representación del hexatett.

El noble y simple es también el sólido y precioso quinto puesto de Barcial, que inexplicablemente se levantó con el galardón por su regreso al ring. Aunque el caballo fue tirado y empujado desde la distancia cuatro veces en el momento en que se halló con el lancero, entonces se separó y mostró precisamente obediencia.

El tercero es el de Dolores Aguirre, el fondo está envuelto, pero la fuerza no alcanza, el calamocheo molesta, y el último, Los Maños, está muy animado y conmovido.

Por tanto, el derrotado Francisco Montero abandonó las arenas de Cé ret. Gloria, valentía y excelencia son sus apuestas. Es tan grande como el pesar de haber regresado a casa. “Rdagos – ¿Como armas?” El diablo se las lleva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page