Las provocaciones de Vox antes, durante y después del debate de la SER, llegando a cuestionar las amenazas de muerte a Pablo Iglesias tras recibir una carta con balas como el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora de la Guardia Civil María Gámez, han roto todos los pronósticos que daban casi por segura el 4-M la victoria de la derecha. La izquierda, que encaraba las elecciones adormilada frente a la movilización máxima de la derecha, se ha activado como un resorte y todo parece posible a 11 días de las elecciones. “¡Contra la ultraderecha, el pueblo de Madrid! ¡Contra el Gobierno de Colón, nuestra libertad! Quiero ser el presidente de todos. ¡Venceremos! ¡Si hay un grito que hacer es a las urnas, a las urnas! ¡La democracia ganará!”, ha clamado Ángel Gabilondo este sábado en la Plaza de la Constitución de Vallecas. La misma Plaza Roja donde Santiago Abascal se encaró hace dos semanas con antifascistas en un acto que terminó con cargas policiales.

El simbolismo de la elección de celebrar el mitin en el corazón obrero de Madrid no quedó ahí: el presentador Jorge Javier Vázquez ha respaldado con su presencia, mascarilla socialista incluida, la candidatura del PSOE. Vázquez lleva años siendo el rostro televisivo con más audiencia tiene de España. “No existe equidistancia posible. O democracia o fascismo. Yo voto a Gabilondo”, escribió en su cuenta de Twitter al finalizar el mitin.

Más información

Gabilondo ha reiterado a lo largo del mitin su solidaridad con los amenazados de muerte —Grande-Marlaska y María Gámez acudieron al acto— y sus familias. “Todos somos Fernando, María y Pablo. Han amenazado sus vidas, esto es profundamente antidemocrático y predemocrático. Cuando se condena la violencia en genérico, como ha hecho el PP, es que hay un problema serio de democracia hoy, aquí y ahora, en Madrid. Señora Ayuso y señor Almeida [alcalde de Madrid]: cuando amenazan tu vida y la de tu familia no cabe equidistancia. Es una cuestión de vida o muerte. Es una cuestión de democracia”, ha resaltado Gabilondo. El vencedor de las elecciones de 2019 ha recordado además que, según Abascal, la amenaza a Iglesias es un montaje. “Señora Ayuso, no es momento de ser frívolos, paren a su socio”, ha exigido el cabeza de cartel del PSOE.

“A todo delito de odio le precede un discurso de odio”, ha advertido Grande-Marlaska. El ministro del Interior, que el viernes ya estuvo en Carabanchel con Gabilondo, ha criticado “la equidistancia frente al discurso del señalamiento al diferente por su religión, identidad de género o por tendencia sexual”. “Es un discurso ruin y cobarde. Cuando hay señalamiento de personas no valen las medias tintas. Si no, esa equidistancia nos recuerda a otros fascismos, a otro momento que el Estado de Derecho derrotó. Por eso hay que votar, un voto va a ser importante para recuperar la tolerancia”, ha observado.

“No es solo Madrid, es la democracia”

La directora de la Guardia Civil ha incidido en lo mismo. “Quien siembra vientos recoge tempestades. Mucho cuidado con no denunciar esto. Necesitamos palabras y no balas”. “Que no nos roben la palabra libertad. La libertad no es hacer lo que cada uno quiera. No es el individualismo. Es sencillamente no tener miedo. Vamos a dar la cara, y la vamos a dar bien el día de las urnas”, ha animado a votar el 4 de mayo. Los socialistas han estrenado un nuevo eslogan para la recta final: “No es solo Madrid, es la democracia”.

“Estamos en una plaza magnífica, la Plaza Roja de Vallecas, hoy más roja que nunca. Aquí están María y Fernando, aquí está el PSOE con la cabeza alta, para decirle a los fascistas que si nos amenazan nosotros les vamos a responder en las urnas. Por la democracia, por lo que lucharon nuestros abuelos, nuestros padres. Por eso estamos aquí: para impedir que el fascismo campe a sus anchas en Madrid. Esto ya va de democracia o fascismo”, ha proclamado la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra. “Cuando una candidata dice que si le llaman fascista está en el lado bueno de la historia, ya eligió y no eligió el lado de la democracia”, ha enfatizado la vicesecretaria general del PSOE en alusión a Isabel Díaz Ayuso. “Es indigno que una candidata llame mantenidos a las colas del hambre. El PP y Vox en Madrid son exactamente lo mismo”, ha abundado sobre las polémicas palabras de la presidenta de Madrid.

Suscríbete aquí a nuestra nueva Boletin informativo sobre Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page