La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, durante su visita a Lituania la semana pasada.LAIMA PENEK / GOBIERNO LITUANO / EFE

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha tenido que cancelar su visita a Kuwait e Irak cuando ya se encontraba en el golfo Pérsico después de que un miembro de su comitiva haya dado positivo por coronavirus. La persona contagiada se había hecho dos PCR a lo largo de esta misma semana con resultado negativo; sin embargo, al llegar el sábado por la noche al aeropuerto de Kuwait City, toda la delegación española se sometió a una nueva prueba, detectándose un positivo. Durante la mañana de este domingo se ha suspendido la agenda de la visita y la delegación española quedó recluida en su hotel, a la espera de conocer el resultado de un nuevo PCR, que confirmó el contagio. Se trata, por ahora, de un caso asintomático.

Debido a la pandemia, Kuwait se encuentra prácticamente cerrado al exterior y los extranjeros solo pueden acceder al país en caso justificado. El toque de queda se extiende desde la cinco de la tarde a las cinco de la mañana y los restaurantes, incluidos los de los hoteles, están cerrados.

La jefa de la diplomacia española tuvo que suspender sus citas con el emir de Kuwait y el príncipe heredero, pero mantuvo sendas entrevistas con el primer ministro, el jeque Sabah Al Khaled Al Sabah, y con su homólogo, Ahmed Al Nasser Al Sabha, quien se comprometió a visitar próximamente España. Será en esta visita donde se firmen dos acuerdos sobre consultas políticas y colaboración de las respectivas escuelas diplomáticas que estaba previsto firmar en este viaje.

También conversó telefónicamente con el director gerente del Kuwait Investment Authority (KIA), el cuatro fondo soberano del mundo, con una cartera de más de 500.000 millones de dólares (420.000 millones de euros) de capital, Faruq Bastaki, con quien quedó en preparar una presentación técnica del programa español de reconstrucción, dotado con 140.000 millones de financiación europea. Uno de los objetivos de la visita era explorar fórmulas para animar a las autoridades kuwaitíes a invertir en esos proyectos, vinculados a sectores de futuro como las energías renovables, la robótica o la inteligencia artificial. Para hacerlo posible se explorarán vías como los vehículos financieros bilaterales puestos en marcha por Francia o Reino Unido con otros países del golfo. González Laya ya planteó propuestas similares durante las visitas que hizo en febrero pasado a Arabia Saudí, Emiratos y Qatar. El fondo KIA mantiene inversiones en España por valor de unos 5.000 millones de dólares en sectores como la energía (Naturgy), las estaciones de servicio (Q8) o el sector inmobiliario en la Costa del Sol.

La visita también tenía el propósito de institucionalizar una relación bilateral que estaba muy vinculada a la amistad personal de Juan Carlos I, expatriado desde agosto de 2019 en Emiratos Árabes Unidos, con la familia del emir. Entre 2010 y 2014, el anterior Rey visitó cuatro veces Kuwait, pero desde 2015, cuando lo hizo el titular de Defensa, Pedro Morenés, no había vuelto ningún miembro del Gobierno español y esta era la primera vez en 17 años que lo hacía un responsable de Exteriores al frente de una delegación oficial.

Con su frustrado viaje a Irak, González Laya quería mostrar el respaldo político de España al Gobierno del primer ministro Mustafa Al Kadhemi, que se enfrenta a elecciones en octubre. La ministra de Exteriores también iba a reunirse con los responsables del contingente militar español que participa con 144 efectivos en la misión de la Coalición Internacional contra el Daesh y con otros 49 en la operación NMI de la OTAN. Era la primera vez que un miembro del Gobierno español iba a visitar el Kurdistán, una región autónoma que celebró un referéndum ilegal de autodeterminación el 25 de septiembre de 2017, solo una semana antes de que se hiciera lo mismo en Cataluña, pero que ha seguido vinculada a Irak. La delegación española tiene previsto salir este domingo por la noche de Kuwait City y llegar a Madrid de madrugada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page