Las aeronaves han continuado el trabajo desde temprano esta mañana para extinguir las llamas, que ahora se han estabilizado, pero, digamos los tiroteos, aún no están bajo control, y la emergencia declarada permanece por el momento como un evento de Nivel 2, lo que significa que la gestión de la respuesta continúa será responsabilidad del Gobierno Regional.

Hasta el momento, según datos elaborados a través del satélite Copernicus, la zona afectada se estima en unas 3.000 hectáreas con un perímetro actual de 42 kilómetros, según los últimos datos facilitados en la tarde de este domingo por la ministra de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno. de Canarias, Julio Pérez.

Este domingo ante la mejora de la situación se inició una desescalada de equipos operativos, con la UME (Unidad Militar de Emergencia) de Gran Canaria y habiéndose retirado tanto los equipos Presa como Bravo del Cabildo Gran Canaria, seguirán más de un centenar de profesionales en el trabajo de sofocar el incendio forestal, asistido por cuatro helicópteros y tres hidroaviones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page