Más

Irma Eréndira Sandoval: Falsa Inquisición | situación

El 23 de enero de 2020, Irma Eréndira Sandoval, exsecretaria del Ministerio de la Función Pública, y López Obrador.Sá shenka Gutiérrez / EFE

Manuel López Obrador, como es natural, ha debido sustituir al jefe de lucha contra la corrupción en la administración pública tras tres años de desempeño muy sospechoso, pero lamentablemente su razonamiento es erróneo. Despidió a la ministra encargada de controlar las infidelidades políticas, no pues no hubiese saneado la vida pública de las instituciones públicas.

La administración de Irma Erá © ndira Sandoval, la últimamente depuesta asesora del Ministerio de la Función Pública, fué decepcionante, en parte por ella, pero también por razones que escapan a su control. Con el primero, no cabe duda de que hablamos de las desproporcionadas ambiciones políticas de ella y su esposo, John Ackerman, científico y periodista. Aceptaron que eran los líderes de la inclinación extremista del obradorismo y han comenzado a actuar a los ojos de los líderes del movimiento, adoptando tácticas de facción dentro de la propia Morocha. Como es natural, no hay nada que las otras facciones no harían más que emplear ropa y hacerlo de formas sutiles que son posibles gracias a años de experiencia. La familia Sandorf, incluidos hermanos y progenitores, en busca de un puesto mucho más alto en las ligas superiores, orquestó múltiples escándalos públicos. Ackerman no ha escatimado contrincantes en múltiples discusiones, y Pablo Sandoval (Pablo Sandoval) aguantará el imperdonable crimen de desplazar hilos para descubrir el oscuro pasado de Fé lix Salgado Macedonio, quien es la mayor parte de la multitud del presidente que quiere estar en el gobierno. de guerreros quedan los candidatos. La necesidad de Sainete de buscar la colocación de su hija, y las facturas políticas pagadas por este motivo, se han atribuido a la pobre maestría de este conjunto en el Palais des Nations. Cosas que AMLO no aceptará.

Pero la iniciativa de Irma Eré de estimar hacerse una fotografía con la imaginaria Iron Lady no tiene posibilidades reales de hacerse situación. Pese al incremento de licitaciones irregulares y partidas presupuestarias altamente equívocas, no hubo voluntad política para tomar acciones punitivas contra sus funcionarios en el cuarto período de tres meses. El consumo extravagante y abuso de recursos públicos por parte de la burocracia indudablemente ha disminuido, pero el abuso de tesorería y proyectos públicas está lejos de finalizar. Principalmente porque, además de la amabilidad del presidente, no hay un plan eficaz de vigilancia y castigo para muchas redadas del Tesoro intensamente arraigadas. López Obrador (López Obrador) se centra tanto en las peleas diarias con sus contrincantes, y de esta forma asume la labor de culpar y recibir, tanto que piensa que cualquier falla o irregularidad en sus imágenes sería conocida como contrincante de la munición en tus manos. Por la misma razón, no es la fuerza de este gobierno registrar, y mucho menos corregir, sus propios errores.

Con tales limitaciones, la oportunidad de que ese funcionario se convierta en un funcionario corrupto y en un torquemada de corrupción es verdaderamente extrañísima. Tenía que resolver los crímenes de gobiernos anteriores, y no existía una conexión particular ya que los casos esenciales eran manejados por el fiscal, la administración tributaria estatal o la unidad de sabiduría financiera.

La intervención mucho más ruidosa es, en verdad, la única intervención de alto nivel apuntada a Manuel Bartlett, el presente directivo de la CFE. Ya que pensó que estaría expuesto al público, pero fue tan grosero, desordenado y promocionado de manera tan enmascarada en los medios, por último fue retratado como un chivo expiatorio que intentaba allanar el sendero para una celebridad sobresaliente. relaciónMoldeado por las críticas a la situación de López Obrador, ocasionalmente se volvió tan insignificante como los castigos desproporcionados y las disculpas como la censura o la opresión.

Aparte de la carencia de participación de los académicos en la administración pública, el tema fundamental es la relación entre el gobierno actual y la lucha contra la corrupción. Si el gobierno no puede detectar y castigar la mala conducta entre sus integrantes, independientemente de su rango, ningún gobierno va a tener un plan convincente y eficiente para solucionar los abusos contra el tesoro. Hasta que este sea la situacion, cualquier acto delictivo contra funcionarios corruptos del gobierno previo será tratado como venganza política o publicidad en la tribuna.

Lamentablemente, esta visión se encuentra no solo en la opinión pública, sino más bien asimismo en las filas del 4T. Aunque López Obrador intentó de inculcar un nuevo espíritu en los servidores públicos, uno que presta más atención a la moralidad y honestidad son grises y pueden Si ven cobardes, especialmente por las violaciones cometidas, varios de ellos sucumbirán en algún instante al esquema de lucrarse de forma rápida. Después de todo, la gran mayoría de políticos y gobernantes recuperados del gobierno anterior comparten las mismas prácticas y tradiciones. La clave de todo esto es la percepción de impunidad. Si un burócrata cree que su mal accionar no va a tener consecuencias, es absurdo exigir que su comportamiento sea impecable.

El cambio de titular de la agencia dedicada particularmente a este tema y el inicio de la segunda mitad del sexenio brindan una ocasión para reflexionar sobre sus acciones en el cuarto trimestre. La Secretaría de la Función Pública y la Secretaría de Pelea contra la Corrupción carecerán de credibilidad, ya que solo apuntan a adversarios o imponen sanciones simbólicas al personal de bajo nivel. Pero la autocrítica y la compromiso en el propio campo es, naturalmente, salir de la visión del maniqueísmo y asumir inmediatamente que la gente aquí son buenas y las opuestas son malas.

@jorgezepedap

Susk a la comunicación EL PAÍS MÉXICO y obtén toda la información clave para la hora actual del país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page