La vicepresidenta de Junts, Elsa Artadi, durante la rueda de prensa telemática de este lunes.JUNTOS / Europa Press

Quedan solo 23 días para la convocatoria automática de elecciones en Cataluña si no se logra investir a un nuevo Ejecutivo y todo apunta a una recta final de presiones cruzadas y Foto final. Tras un fin de semana de reuniones, con visita a la prisión de Lledoners incluida por parte del presidenciable republicano, Pere Aragonès, las portavoces de ERC y Junts han usado sus respectivas comparecencias de los lunes para dar cuenta de las negociaciones. Mientras que la republicana, Marta Vilalta, ve “un punto de inflexión” y por tanto aparca la idea de un Govern en solitario, Elsa Artadi ha descartado que se hubiera planteado un ultimátum para el 1 de mayo en la mesa de negociación y ha anunciado que el acuerdo (o desacuerdo) que tome la dirección del partido de Carles Puigdemont sobre el Gobierno catalán lo tendrá que refrendar la militancia.

“En estos momentos no hay aún un acuerdo, estamos aún trabajando”, ha asegurado Artadi, que ha comparecido después de Vilalta. La republicana ha justificado que su partido aparque ahora la posibilidad de explorar que Junts se limite a apoyar a Aragonès para que gobierne en solitario porque durante las últimas reuniones se dio “un punto de inflexión”. Sin especificar a qué carpetas de la negociación se refería, Vilalta ha dicho que en las conversaciones ha notado un “cambio de tendencia” y que ello ha permitido “desencallar” temas clave.

Más información

Artadi, por su parte, ha negado la mayor. “No ha habido ni un antes ni un después del 1 de mayo”, ha asegurado tras explicar que el equipo de Junts nunca verbalizó ese ultimátum en la mesa. Sí lo conocieron, ha explicado, por los medios de comunicación. “No tenemos la sensación de que haya pasado nada extraordinario”, ha añadido. Las negociaciones, según la portavoz de Junts, continúan a su ritmo aunque de momento no hay fecha para un posible pleno de investidura.

En vídeo, declaraciones de Marta Vilalta, secretaría general adjunta de ERC.EP / VIDEO: EP

A 13 días de que expire el plazo, Junts sí ha hecho pública su intención de que la militancia tenga la última palabra sobre qué tiene que hacer el partido. Artadi ha revelado que, una vez la dirección tome una decisión (si acepta el acuerdo y entra al Govern o si permite un Ejecutivo de ERC en minoría y evitar así elecciones) esta tendrá que ser refrendada por los militantes en una consulta telemática. Este fin de semana, Junts tiene un congreso para elegir a la presidenta de su Consejo Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page