Un mujer teletrabaja desde su domicilio.EFE

La Administración pública calcula que cuando termine la pandemia de coronavirus el porcentaje de trabajadores que desempeñarán su tarea en remoto será del 55%, cuando antes de esta situación era del 18%. En el caso de las microempresas, este porcentaje pasará del 14% al 18%, del 29% al 36% en pymes y del 50% al 51% en grandes empresas, según un estudio de Vodafone publicado este miércoles.

En este cuarto estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y administraciones públicas españolas se preguntó por primera vez por los efectos de la pandemia en este ámbito, lo que arrojó que el 94% de las grandes empresas implantaron el teletrabajo, seguido del 91% de las administraciones públicas, el 72% de las pymes y el 30% de microempresas.

Más información

Preguntadas sobre si estaban preparadas para afrontar el teletrabajo, es en las grandes empresas y las pymes donde esta percepción obtiene sus mayores porcentajes (87% y 84%, respectivamente) mientras que en microempresas es del 77% y en la Administración del 61%. Por sectores, en las microempresas, en comercio mayorista, industria y servicios (47%, 43% y 42%, respectivamente) es donde más teletrabajo ha habido durante la pandemia mientras que en las pymes ha sido en servicios, industria y construcción (82%, 74% y 72%, respectivamente).

Reducción de actividad

La reducción de actividad ha marcado la realidad de las empresas durante la pandemia, situándose por encima del 53% en microempresa y pymes, en el 49% para grandes empresas y el 27% de las administraciones públicas. Por su parte, las que han tenido que cesar su actividad son el 14% de microempresas, un 7% las pymes y grandes empresas y un 2% de las administraciones.

Para paliar las consecuencias de la covid, según refleja el informe, hicieron un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) el 47% de las pymes, el 46% de grandes empresas y el 30% de microempresas. Además, el 22% de los trabajadores de grandes empresas se vieron obligados a coger vacaciones, un 20% de los de pymes y un 7% de las microempresas.

Todos los tipos de empresas, así como la Administración, coinciden en citar la crisis de la covid-19 como su mayor preocupación, seguida de la situación económica general y la pérdida de facturación o ventas y la evolución de su sector como ostros aspectos relevantes. De hecho, ha caído la preocupación y el gasto en digitalización.

En el caso de las microempresas la inversión cayó en siete puntos, hasta llegar al 61% de empresas que afirman haber invertido en digitalización en los últimos dos años; en pymes y administraciones se mantienen los valores de 2019 con 82% y 88%, respectivamente, y solo en el caso de las grandes empresas la inversión crece hasta el 95%.

El alto coste de digitalizar es la mayor barrera (21%) para su implantación en las microempresas mientras que la falta de conocimientos y entendimiento de las tecnologías es el mayor impedimento para pymes (24%), grandes empresas (27%) y para la Administración (47%).

Sin embargo, el director general de Vodafone Business, Daniel Jiménez, explicó que se va a instalar en España la cultura de la digitalización “para saber cuál es el estado de las empresas” y confía en un futuro “muy positivo en este ámbito”. Valoró los fondos europeos como una forma de incentivar la digitalización para potenciar el futuro de las empresas. “Si los autónomos piden la ayuda a la Unión Europea, tendremos una foto mejor que otros años”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page