Más

La Autoridad Fiscal (Airef) critica la falta de concreción del impacto de las medidas del Plan de Recuperación | Economía

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), Cristina Herrero.EFE

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) vuelve a dar un tirón de orejas al Gobierno. Considera que la actualización del Programa de Estabilidad 2021-2024 presentado hace menos de dos semanas, donde se incluyen las previsiones presupuestarias y macroeconómicas para los próximos años, no recoge una estrategia fiscal completa para el medio plazo y alerta sobre la escasa concreción del impacto que tendrán las reformas contempladas en el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia.

“Sí reconocemos que es un punto de partida en la planificación que veníamos pidiendo”, ha matizado este martes la presidenta del organismo, Cristina Herrero, en la presentación de su Informe sobre la Actualización del Programa de Estabilidad 2021-2024. “Pero no cumple con los requisitos que se exigen a la planificación fiscal a medio plazo que piden las normativas. Por ello pedimos que se complete”, ha añadido, ampliando el horizonte temporal de la estrategia fiscal e integrando las implicaciones macroeconómicas y fiscales que puedan tener las reformas previstas. “Echamos en falta que haya un objetivo de política fiscal”, ha añadido.

Más información

La Airef ya había avalado, el pasado 26 de abril, el escenario macroeconómico del Gobierno, pero había alertado sobre la existencia de importantes riesgos que tienen el potencial de frustrar las previsiones. El organismo identificó entonces dos factores clave, que ha vuelto a subrayar este martes: la evolución de la pandemia y la incertidumbre sobre los fondos europeos. Cree que la información disponible sobre el impacto del Plan de Recuperación, su calendario de ejecución y la calidad de los proyectos, clave para tener un efecto multiplicador en el crecimiento, es aún escaso. Por otro lado, estima que la situación sanitaria, cuya mejora está vinculada al éxito en la estrategia de vacunación, aún entraña riesgos, sobre todo para un sector clave para la economía española como es el turismo.

Herrero ha recordado que este año era “particularmente importante” hacer un ejercicio plurianual ante un instrumento nuevo y decisivo como es el Plan de Recuperación. Y, en este sentido, ha subrayado que su impacto no se ha incorporado al Programa de Estabilidad: “El escenario fiscal es a políticas constantes”. Ha explicado que el documento no incorpora ni el efecto de las medidas ya tomadas ni de las reformas estructurales pendientes. Tampoco especifica si va a haber incremento estructural de gasto público ni recoge el posible legado de la crisis en términos de deuda pública. “El nivel de deuda se reduce en 2024, pero en niveles muy altos [por encima del 112% del PIB]”, ha recordado, “lo que nos coloca en una situación mucho más vulnerable”.

La presidenta del organismo ha lamentado que el Gobierno no haya incluido en el Programa de Estabilidad enviado a Bruselas ninguna referencia al objetivo de medio plazo vigente según las reglas europeas ―del 3% del PIB para el déficit y del 60% para la deuda―, que ahora están suspendidas temporalmente, a diferencia de otros países. La Airef ha hecho una comparación con otras economías del entorno (Alemania, Italia, Francia, Portugal y el Reino Unido). Ha constatado que casi todas han alargado el horizonte temporal de la actualización del Programa de Estabilidad, han incorporado las medidas de sus planes de recuperación, con menor o mayor grado concreción, y han hecho referencia a la convergencia al objetivo europeo en el medio plazo.

“La Airef cree que el Programa de Estabilidad solo puede considerarse una aproximación incompleta a esta estrategia [de orientación de la política fiscal] porque, en primer lugar y en su vertiente presupuestaria, se presenta como un elemento aislado del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Solo incorpora el impacto macroeconómico de las inversiones del PRTR y el consiguiente impacto recaudatorio, pero no las reformas que todavía se encuentran pendientes de concreción legislativa y que afectan a ámbitos nucleares para el crecimiento y la sostenibilidad de las finanzas públicas”, como la reforma laboral, fiscal y de pensiones, concluye el organismo.

Empeora la previsión de déficit

La Airef cree que en 2024 el déficit del conjunto de las Administraciones públicas se reducirá al 3,5% del PIB, frente al 3,2% estimado por el Gobierno y el 11% del cierre de 2020. Asimismo, y en línea con las previsiones del Ejecutivo, estima que al final del periodo analizado la deuda siga por encima del 112% del PIB, lo supone un “un importante factor de vulnerabilidad para la economía española”.

El organismo, al igual que el Gobierno, cree que el déficit se reducirá a un ritmo elevado en los primeros años, y se estancará al final del periodo. Los ingresos públicos sobre el PIB se situarán en el 39,1% a finales de 2024, dos décimas menos de lo que estiman las previsiones oficiales, y los gastos, sin incluir el Plan de Recuperación, alcanzarán el 42,7% del PIB en 2024, dos décimas más que lo que pronostica el Ejecutivo, sobre gracias a la progresiva retirada de las medidas vinculadas al covid gracias a la mejora de la situación sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page