La provincia de Málaga se ha convertido en la primera región de España en acreditarse por la reducción de su huella de carbono según nuevas cifras.

Durante los últimos tres años, la Diputación de Málaga ha conseguido reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 8,85% respecto al trienio anterior, lo que le valió el Reduczo sello.

El diputado por cambio climático, Cristóbel Ortega, reveló la noticia y explicó que las cifras toman en cuenta contaminantes tanto directos como indirectos.

Los contaminantes directos incluyen las emisiones de CO2 de automóviles, camiones y fábricas, mientras que los contaminantes indirectos incluyen el uso de electricidad en los edificios municipales de la región.

La huella de carbono de Málaga se ha registrado durante los últimos seis años como parte de su estrategia para combatir el cambio climático descrita en el plan verde 2025 de España.

Ortega señala que la reducción ha sido posible gracias a los esfuerzos conscientes de la provincia para reducir el uso de combustibles fósiles, mientras que los esfuerzos municipales como la introducción del alumbrado público LED.

El progreso de Málaga será un impulso positivo, ya que España apunta a convertirse en carbono neutral para 2050 con la nueva ley de clima y energía de Pedro Sánchez.

La ley recientemente aprobada tendrá como objetivo abarcar todo, desde la venta de vehículos hasta la producción de energía, tanto a nivel nacional como municipal.

LEER TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page