España

La falta de personal significa que solo el 13% de los infractores de COVID-19 son multados en las regiones españolas de la Costa Blanca y Valencia

En la Comunidad Valenciana, el personal legal solo puede tramitar el 13% de las multas impuestas por la policía por violar las normas COVID-19.

Se han reportado 208.000 violaciones desde que se implementaron varias restricciones hace 16 meses.

La cantidad de personas que se ocupan de las quejas y las sanciones en la era prepandémica solo podía manejar 300 casos por año.

Se ha agregado personal adicional, pero con la afluencia constante de nuevos casos, todavía hay un retraso significativo que abordar.

Según el Ministerio de Justicia e Interior regional, se han atendido un total de 26.826 denuncias sobre sanciones.

La multa total ascendió a 1.132,33 euros y afectó a 25.576 personas y 1.240 empresas.

El 15% de los perpetradores confesó sus delitos y redujo su condena en un 40%.

El 96% de las quejas se refieren a pequeñas multas para las personas que no usan una máscara o no la usan correctamente.

El resto se refiere principalmente a lugares que no cumplen con las restricciones de capacidad o albergan fiestas ilegales.

De un total de 208.000 infracciones, la provincia de Alicante registró el mayor número de denuncias con 89.000, seguida de la provincia de Valencia con 88.000.

Hasta la fecha, la provincia de Castellón ha registrado 31.000 infracciones.

Más información sobre los leves signos de desaceleración de las tasas de infección por COVID-19 en los municipios de Valencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page