Actualidad

La Iglesia avala el nombramiento en dos parroquias de Cáceres de un cura condenado por difundir pornografia infantil

Actualizar

La Diócesis lo ve «apto» porque, 20 años después de los hechos, ha pasado por un proceso de «rehabilitación y reinserción»

La sede de la Archidiocesis de Coria-Caceres.

La Diócesis de Coria-Cáceres Asegura que es «apto para ejercer el ministerio sacerdotal, después de un proceso de rehabilitación y acompañamiento, y tal y como ha demostrado en su paulatina reinserción de los últimos años».

ILO al frente de ambas parroquias cuando sobre él pesan antecedentes penales: fue condenado a 16 meses de prisión por intercambiar material fotográfico de hechos sexuales de menores.

En un comunicado difundido este sábado, la Diócesis considera que, a pesar de la condena, el delito tuvo solo un «carácter informático» y «no hubo contacto ni comunicación con los menores». Además, añade que «dispone de certificado negativo de delitos sexuales, emitido por el Ministerio de Justicia», y recuerda que la condena se produjo hace más de 20 años y ya «fue juzgado y sancionado con arreglo a la legislación civil y cumplió las condenas y las penas impuestas, a lo que se suma que en el Registro Central de Delincuentes Sexuales no consta información penal relativa a la OIT».

Por lo tanto, «Considera al sacerdote apto para ejercer el ministerio sacerdotal, después de un proceso de rehabilitación y acompañamiento de la diócesis, y tal y como ha demostrado en su paulatina reinserción de los últimos años».

La institución eclesial reconoce que esta situación puede «causar inquietud y perplejidad en la comunidad cristiana», pero advierte que «ha tomado las medidas pertinentes para que todas las parroquias sean un espacio seguro para los menores» y especifica que las labores «saencomendadas alcer ILO son seglares», asegura el comunicado, que agrega que se está haciendo un seguimiento de la situación y que se mantendrá «diálogo» con los campos que lo deseen.

Pese a todo, la Diócesis «lamenta profundamente» las acciones que llevaron a cabo el sacerdote, «que nunca se han ocultado a la opinión pública. Además, destaca su «firme compromiso en la lucha contra el abuso de menores y con la reparación a las víctimas de esta lacra en la sociedad y en la Iglesia».

El sacerdote, detenido en 2002, cuando tenía 29 años, siendo párroco de Casares de las Hurdes (Cáceres)no fue recluido en prisión tras la sentencia porque no tenía antecedentes y la pena era menor a dos años.

El nombramiento fue realizado por el obispo de Coria-Caceres, Monseñor Jesús PulidoEl Pasado 29 de junio.

Conforme a los criterios de

El proyecto de confianza

saber más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

You cannot copy content of this page