La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha rechazado este domingo que el Gobierno de Canarias mantenga el toque de queda en el archipiélago. Tampoco admite el cierre con la limitación de entrada y salida de personas en aquellas islas que estén en los niveles 3 o 4 de alerta por coronavirus. Esta última medida no tiene efecto directo en la actualidad, dado que no hay islas en este nivel de alarma. El tribunal sí autoriza la limitación de un número máximo de personas no convivientes en encuentros en espacios de uso público y privado tanto cerrados como al aire libre: seis en Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote y diez en el resto.

El Gobierno de Canarias ha informado de que interpondrá recurso de casación ante el Tribunal Supremo. El Ejecutivo, además, interpreta que se publicaron el viernes en el Boletín Oficial de Canarias “pueden seguir teniendo vigencia”, dado que, considera que el auto no es firme todavía y que, “por tanto, su contenido puede ser revisado por el Tribunal Supremo”.

Más información

Esta decisión de la justicia canaria ahonda más las diferentes respuestas de los tribunales en las comunidades autónomas ante las restricciones planteadas tras el final del estado de alarma. Los jueces sí avalaron mantener el toque de queda en Baleares y la Comunidad Valenciana, pero lo han rechazado, al igual que en Canarias, en el País Vasco. Allí tampoco se podrán llevar a cabo los cierres de territorios ni se limitan las reuniones, como pretendía el lehendakari, Iñigo Urkullu. Sin embargo, en Canarias sí se ha autorizado fifar un número máximo de personas en encuentros sociales.

El auto emitido este domingo por la Sala sostiene que no ha apreciado “ningún motivo en cuya virtud pueda razonablemente defenderse que las conductas de riesgo resulten aún más peligrosas si se ejecutan en horario nocturno o las inocuas dejen de serlo porque el día dé paso a la noche”. Los juristas explican que si el Ejecutivo que preside el socialista Ángel Víctor Torres pretende “evitar determinadas conductas que puedan entrañar un mayor riesgo para la salud pública” porque se desarrollan de noche, los poderes públicos cuentan con otros “instrumentos jurídicos de intervención menos lesivos”.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres (izquierda), saluda al vicepresidente Román Rodríguez durante la reunión del Consejo de Gobierno canario el pasado 6 de mayo en Tenerife.Europa Press / Europa Press

Los jueces, en cambio, sí ven “proporcionada” la limitación en las reuniones de personas no convivientes y sostiene que no supone una restricción del “núcleo esencial de los derechos fundamentales concernidos” (los de libertad y reunión), sino que afecta únicamente a “aspectos accesorios”.

En referencia a la restricción de entrada y salida de personas en las islas en niveles de alerta 3 y 4, el Tribunal considera que la medida establece “un régimen jurídico que discrimina”, puesto que la limitación opera en los viajes desde el exterior de las islas hacia estas, pero no existe entre islas. También considera discriminatorio que una persona que acredite una reserva turística en Canarias sí pueda viajar y que si el viajero se alojase en casa de un amigo, “no le sería posible ni siquiera presentando” una prueba de covid negativa. “No consideramos que esa reserva turística pueda ser un elemento diferenciador suficiente.

La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes ha caído este domingo en Canarias hasta los 84,93 casos, muy por debajo de la media nacional (202).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page